Nos hemos vuelto tan tecnológicos que la mayor parte de nuestra comunicación e intercambios los hacemos en redes sociales, correos electrónicos y WhatsApp. Pero ¿qué pasa con las tarjetas de presentación? ¿Es algo ya anticuado y que llevamos en el bolso por casualidad? Pues bien, ese pedacito tan insignificante de cartulina puede ser clave para establecer una  oportunidad de negocios

¿Alguna vez te has parado a pensar la importancia de una buena tarjeta de presentación? Pues fíjate, en un mundo altamente competitivo en los negocios y el emprendimiento, en el que necesitamos dejar huella y causar una excelente impresión, sigue siendo la mejor manera de decir “este soy yo” y posicionarnos en la mente de quien nos está conociendo o quiere conocernos.

Puedes convertir un ocasional e imprevisto encuentro en una gran oportunidad de negocios, trabajo, amistad.

Tarjetas de presentación, ¿oportunidad profesional o algo anticuado?

Prestamos mucha atención a nuestro saludo con un perfecto apretón de manos, a causar una buena impresión con una impecable imagen personal, a realizar una excelente presentación de nuestros servicios o productos y sin embargo no le prestamos la suficiente importancia al potencial que posee una buena tarjeta de presentación. Reconozcamos que como profesionales y emprendedores, muchos de nosotros descuidamos la importancia del intercambio de tarjetas. Recuerda que la tarjeta de presentación es una prolongación de tu negocio y de tu persona y hoy en día, con las muchas formas que existen para poder contactar y conectarnos, debemos asegurarnos que nuestra tarjeta de presentación tenga el impacto deseado para que no termine en una papelera.

1.- ¿Qué elementos debemos tener en cuenta en nuestra tarjeta?

  • El diseño, ¿qué quieres transmitir?

Antes de comenzar el diseño de tus tarjetas, realiza un análisis y ten en cuenta cuáles son las características o valores que te identifican, por ejemplo seriedad, elegancia. Elige entonces un diseño clásico y minimalista. Si por el contrario, eres creativo e innovador te identificarás más con diseños originales y novedosos y utilizarás colores llamativos, brillantes. En esto no hay unas reglas definidas, tienes que adaptar tu diseño a los valores que quieras reflejar para tu negocio.

  • La imagen

El diseño de la tarjeta suele ser una característica de suma importancia Ser prácticos es indispensable. Normalmente la medida estándar es 9x5cm, por muy creativo que quieras ser es recomendable no rebasar éstas medidas. Los tarjeteros, carpetas y las billeteras están hechas para tarjetas de este tamaño.. Otra clave a tener en cuenta es el tipo de letra. Una tarjeta de presentación que sea difícil de leer no será efectiva y muchas personas cometen el error de usar una letra o un tamaño de impresión demasiado pequeño. Elige un tipo de letra que sea legible y fácil de leer. Evita usar letras cursivas.

  • Qué información poner

Si eres un emprendedor que está iniciando su negocio o producto o eres responsable de la información que debe aparecer en las tarjetas no hagas de tu tarjeta un conglomerado que no se pueda leer y donde toda la información esté abarrotada. Puede haber muchos estilos distintos de tarjetas de presentación, pero la información en ellas debe ser lo primordial. Lo básico debe ser tu nombre y datos de contacto directo. Evita poner tus títulos, recuerda que tu interlocutor o cliente sólo debe saber cuál es tu cargo en la empresa.

Si empleas las redes sociales con asiduidad  y tienen que ver con tu profesión, puedes añadirlas como forma de contacto adicional. Imprescindible incluir tu logo. De otra forma, tu tarjeta de presentación será fácil de olvidar.

  • ¿Utilizar las dos caras?

Emplear la otra cara de la tarjeta y poner tus datos en otro idioma sólo es recomendable si estableces negocios internacionales. Si quieres emplear la otra cara para poner tu mapa de localización u otra información adicional, ten en cuenta si es útil y también tu presupuesto.

  • No cometas el error de emplear la tecnología

Es muy práctico pedir el teléfono móvil y añadirlo a nuestros contactos o bien usar los mensajes de redes sociales, pero no estás presentando tu logo ni estás proyectando tu marca. Muy práctico aunque poco profesional. Una tarjeta de presentación te distingue del resto. Dale la importancia que se merece.

tarjetas de visita y protocolo

2.- Las tarjetas de presentación y el protocolo

En la primera impresión, el protocolo tiene un papel determinante, la tarjeta de presentación te va a introducir a los demás, por lo que es importante que tengas en cuenta estos aspectos:

  • Cuida mucho dónde guardas tus tarjetas.

Nuestras tarjetas de presentación no pueden ir en cualquier parte, en un bolsillo cualquiera de nuestro bolso, en la cartera apiladas con los billetes u otros papeles, en el bolsillo de nuestros pantalones o vestidos. ¿Qué ocurre si las guardas en estos sitios? Cuando vas a ofrecer tu tarjeta no hay cosa peor que esté arrugada, y si ya la sacas junto con los billetes no te digo la pésima imagen que vas a dejar.

Una tarjeta de presentación debe estar perfecto estado en el momento en que vayamos a entregarla a nuestro posible cliente o contacto. Esto significa que no puede estar arrugada ni doblada. Así que sé previsor y guarda tus tarjetas en un tarjetero.

El uso del tarjetero te distinguirá de todos aquellos que desconocen esta regla. Hay muchas clases, desde los más sencillos cuando te entregan las tarjetas (es mejor esto que llevarlas en la cartera), los metálicos o de otros materiales o bien puedes decantarte por alguno personalizado que encaje con tu imagen.

¿Cuál es tu estilo? Pues refléjalo en tu tarjetero. En definitiva, nunca entregues una tarjeta sucia o en mal estado, ni con borrones, de ello dependerá la imagen que proyectemos.

tarjetas personales efectivas 

  • ¿Cómo entregar la tarjeta de presentación? El protocolo para entregar la tarjeta

Ni se os ocurra entregar una tarjeta que no esté actualizada y mucho menos escribir algo sobre ella. La tarjeta de presentación no es un cuaderno de apuntes. A la tarjeta de presentación hay que tratarla con mucho respeto y protocolo. Si habéis tenido la oportunidad de hacer negocios internacionales os habréis dado cuenta que el protocolo cambia de unos países a otros.

Aunque llevado al extremo, tomad como ejemplo Japón y veréis como es todo un protocolo exquisito. La forma en que sacan la tarjeta, la reverencia al ofrecerla, la utilización de las dos manos al recibirla, es todo un ritual a tener en cuenta. Si no respetamos ese protocolo, es como perder el respeto a nuestros posibles clientes y a nuestra reunión de negocios. Si comienzas a utilizar de manera habitual y correcta la tarjeta de presentación, te vas a dar cuenta que vas a ofrecer una imagen mucho más profesional. Siempre debemos de tomar la tarjeta con dos dedos y mostrada de frente, de manera que la persona que la recibe pueda leer nuestros datos sin dificultad, con elegancia y sutileza. Es recomendable utilizar la mano derecha para saludar mientras que con la mano izquierda procedemos a entregar nuestra tarjeta.

 

  • ¿Cuándo entregamos la tarjeta de presentación?

La tarjeta de presentación no se reparte como si estuviésemos distribuyendo unos folletos publicitarios en la puerta del metro o en plena calle.

No es un elemento de promoción como tal,  es un elemento para estrechar un vínculo entre clientes y empresas.

La función de la tarjeta es decir quiénes somos y lo que hacemos. ¿Invitarías a tu casa a la primera persona que pasase a tu lado? Pues lo mismo ocurre con las tarjetas. Has de pensar y tener una estrategia clara de a quién van dirigidas y el momento apropiado para entregarlas.

Tips para realizar tarjetas de vistas exitosas

Nos podemos encontrar con tres ámbitos distintos para entregar la tarjeta de presentación:

  • Encuentros personalizados: entregaremos la tarjeta justamente al presentarnos de manera que cada persona conocerá quién es su interlocutor y se podrá iniciar la conversación.
  • Eventos sociales: para que no existan distracciones y se realice de forma distendida y cómoda, intercambiaremos las tarjetas al final, es decir, al terminar el evento.
  • En una reunión: cuando existe una cita para presentar tu servicio o producto, con proveedores, o clientes y participan varias personas, el momento adecuado es al inicio de la cita o poco antes de sentarse, ya que eso ayudará a identificar quiénes se encuentran dentro de la reunión. Es bueno comenzar con alguna conversación trivial para romper el hielo.

como cuidar el protocolo con las tarjetas de visita

“Crea un entorno que impacte para que tu interlocutor lea la tarjeta que le estas ofreciendo y te recuerde”

 

  • ¿Cómo aceptamos las tarjetas?

Hemos de demostrar interés en nuestro interlocutor o cliente por lo que la forma adecuada de recibir una tarjeta de presentación es leyéndola y agradeciendo su entrega.

En una reunión se dejará encima de la mesa y después, se guarda en un lugar adecuado, ya sea en el tarjetero o en la cartera; nunca debes guardarla en el bolso sin leer o en el bolsillo del traje porque lo único que denotas es que la persona no te interesa.

¡Cuidado! Una falta de respeto muy importante es terminar la reunión y olvidarnos la tarjeta de la otra persona encima de la mesa o no recogerla.

 

  • Lo que nunca hay que olvidar

Lleva siempre suficientes tarjetas, así evitarás el bochornoso momento de decir “no llevo más tarjetas, la imprenta no me las entregó a tiempo,  era mi última tarjeta, se me quedaron en casa, en la oficina . . . ” y un sin número de excusas poco profesionales. O empieces a buscar por todas partes de tu bolso o ropa.

¿Qué impresión te causaría si ves que tu interlocutor hace eso? Ten tarjetas de presentación en todos los lugares en los que vayas a recibir a alguien.

Un detalle sibarita y elegante es llevar tarjetas en blanco por si se le olvidaron a nuestro interlocutor. De esa forma le transmitiremos que no se preocupe y podrá apuntar sus datos para establecer contacto.

¿Conoces más claves importantes que haya que tomar en cuenta en el momento de entregar tus tarjetas? ¿Cuáles son? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Si has llegado hasta aquí, ¡muchas gracias por leerme!

Compartir
Artículo anteriorCuídate y disfruta en el Café de Oriente
Artículo siguienteCuando un hombre te abraza después de hacer el amor
Profesional especializada en Netiqueta, Redes Sociales, Comunicación 2.0 Protocolo Social, Protocolo Institucional y Marca Personal Siempre en modo aprendizaje. Considero la comunicación, un factor decisivo para la conexión entre las personas y para generar satisfacción Me gusta pensar que siempre hay personas a las que les pueden interesar tus aportaciones y que hay alguien que conversa contigo en cada interacción. Trabajo intensamente en este aspecto, el feedback me resulta imprescindible. Mi misión es aportar un servicio profesional enfocado a obtener mayor visibilidad, establecer nuevas conexiones y mejorar las relaciones de los equipos, poniendo en práctica el uso de la marca digital través de redes sociales y una comunicación 2.0 efectiva basada en el protocolo social, protocolo institucional, la Netiqueta y la negociación.

No hay comentarios

Dejar respuesta