Una frase de la diseñadora Carolina Herrera me hizo reflexionar sobre la sonrisa.

Decía así “Mi mejor venganza siempre ha sido sonreír como si nunca me hubieran lastimado”.

mi mejor venganza the damass blog

Y leyendo este artículo en Buena Vida titulado “Se buscan trabajadores alegres, bien remunerado” descubrí frases que me ratificaron en mi creencia vital

“Sonríe y quiérete incondicionalmente”.

El artículo dejaba datos tan fascinantes como estos:

“Hay una fase inicial de la empatía que se denomina contagio emocional; y que, en muchos casos, se produce de forma automática e inconsciente. Se manifiesta cuando imitamos, por ejemplo, las expresiones faciales, la voz, las posturas y los movimientos de otra persona. Es como si nos sincronizáramos emocionalmente con ese individuo”, afirma Pablo Fernández-Berrocal, catedrático de Psicología de la Universidad de Málaga y fundador del Laboratorio de Emociones de dicha institución.

“De hecho, y de forma innata, el ser humano imita lo que hacen los demás: sonríe si los otros sueltan carcajadas, se entristece si los demás lloran, aprende reproduciendo lo que dicen y hacen quienes le rodean”, apunta Eduardo Punset en su último libro El viaje a la vida (Ediciones Destino).

Las culpables de esta especie de efecto dominó emocional son las famosas neuronas espejo, descubiertas los científicos Iacoboni y Rizzolatti, primero en los monos y después en los humanos.

¿Conocíais a las neuronas espejos? Yo en la teoría NO pero si en la práctica y como creo firmemente en el “contagio emocional” te animo y me animo:

A querernos mucho e incondicionalmente

Tenemos el potencial de generar emociones sobre los demás, así que trabajemos desde nuestro interior, sonriamos a nuestros hijos, amigos, marido, pareja. Trabajemos nuestra autoestima, sólo si nos queremos mucho y bien, podremos dar a los demás.

A querer incondicionalmente a los demás

Aceptándolos, ayudándoles en el camino de la vida y queriéndoles como son.

A necesitar cada vez menos cosas para ser feliz

Como decía San Francisco de Asis: “Cada día necesito menos cosas, y las pocas que necesito las necesito muy poco”

A cuidarnos

Tenemos que cuidarnos, empecemos cada mañana arreglándonos, poniéndonos guapas, haciendo que el espejo nos devuelva nuestra mejor imagen.

A no exigir y esperar demasiado de los demás

No siempre es fácil pero tenemos que poner el foco en dar no en recibir.

A disfrutar de nuestro trabajo y sonreír

Intentemos no hacer tantas cosas por obligación en el día, pensemos que hay muchas situaciones y momentos que nos ayudan a disfrutar de la vida, incluido nuestro trabajo diario.

A buscar compañías positivas

No sé tu pero yo, cada vez más, busco y necesito estar rodeada de personas con “rollo positivo” y evitar compañías que restan y absorben energía, que las ahí y muchas.

 

En resumen y como lista de deseos para la semana

Sonríe y quiérete incondicionalmente

 

 

THEDAMASS-LOGO-140X48

¿Qué te han parecido las neuronas espejo? ¿las conocías? ¿Crees en el poder de la sonrisa? Martes en Positivo en The Damass. Os deseo una feliz y positiva semana

 

5 Comentarios

  1. Hola Mayte,llevo una temporada practicando esta teoria y cada vez me siento mejor.Yo misma me quedo sorprendida como fluye todo a mi alrededor.Vivo el dia a dia y el momento y no me obsesiono con el mañana.Un saludo

    • Buenos días Pepa. Me alegra muchísimo que compartas esa visión. La sonrisa es muy poderosa. Yo se lo digo siempre a mis hijos, que sonrían y mucho. Abre puertas exteriores e interiores. Feliz domingo Pepa y un abrazo enorme

Dejar respuesta