Semana de evaluación

Hola queridos,

¿Cómo estamos? Espero que la semana haya sido buena y que os haya cundido mucho.

Semana de evaluación

Yo he tenido una semana frenética. Como os podéis imaginar, ha tocado corregir exámenes, evaluar y entregar notas. Esto último conlleva hablar con los padres.

¿Hay algún padre/madre en la sala? Claro que hay, sé que entre los lectores de este fantástico THE DAMAS BLOG hay muchos. Pues no os enfadéis conmigo, pero tengo algo que deciros: a veces sois insoportables cuando vais a hablar con los profesores. Ea, ya lo he dicho.

Nos duele asumir las realidad

Yo también soy madre y quiero a mis hijos más que a nada en el mundo, pero conozco sus limitaciones y sé que las niñas no son las más listas de la clase, ni las más guapas, ni las más altas… para mi si lo son, pero no para el resto de la humanidad.  Digo esto porque muchas veces los padres idealizamos a nuestros hijos y nos duele asumir la realidad.

¡¡¡ A que es precioso !!!

Yo creo que es algo que ocurre en la magia del nacimiento y dura toda la vida. Y, lo que es más, se va trasmitiendo de generación en generación. ¿Sabéis cómo? Poneos en situación: un niño acaba de nacer y al hospital acuden abuelos, tíos, primos, amigos vecinos y demás conocidos y TODOS, empezando por los padres, dicen aquello de: “a que es precioso”.

Semana de evaluación con Rita

¿Precioso? Será entrañable, dulce, un amor, pero ¿PRECIOSO? ¿un bebé que tiene horas es precioso? Vamos, vamos, vamos. No he visto a ninguno; empezando por los míos que nada más nacer eran feos como un tito. Los MEO, los pobres, nacieron rojos como un tomate, muy pequeñitos y con unas orejas tremendas. Mi suegra cuando les vio dijo: son monísimos y mi madre (todavía no se lo he perdonado) dijo: efectivamente, son un cruce entre un mono y un Gremlin.

Pues yo creo que desde ese momento y para toda la vida, consideramos que nuestros hijos son los mejores, los más listos y los primeros de la clase. ¡Y no es verdad!

Cuando les colocan un 3 en un examen…. Merecido 🙂

No sabéis la cantidad de veces que yo me he tenido que pelear con unos padres que insisten en que sus hijos estudian mucho y siempre se les han dado bien las matemáticas, o las ciencias o lo que sea y no admiten que pueda ser posible que un profesor les coloque un 3 en el examen.

Padre, madres, abuelos, padrinos ¡si es posible! A veces nuestros hijos suspenden porque tienen que suspender y no porque los profesores les tengamos manía o nos hayamos equivocado a la hora de corregir.

Protesta en “comandita”

Yo esta semana he tenido una reclamación en grupo. Nunca me había pasado. Resulta que pillé a un grupo de niños copiando en un examen. Por supuesto que han suspendido y llevan tarea para las vacaciones de Semana Santa. Pues han venido el grupo de madres en grupo a quejarse y a decir que no les parecía bien.

Resulta que las madres tienen un grupo de wasap, por el que se pasan los deberes y los niños plantean sus dudas. Según ellas están enseñando a sus hijos compañerismo, solidaridad y trabajo en equipo (a ver si me lo explican) y, también según ellas, esta situación ha llevado a que los niños consultaran sus dudas también durante el examen y lo realizaran de manera conjunta.

En fin, estoy pensando decirles que me incluyan en el chat y les doy clase online. Así se evitan el madrugón.

Por favor ¡no exageremos con los grupos de wasap de los padres!

¡Felices vacaciones de Semana Santa!

Compartir
Artículo anteriorImperfecciones. Un color de corrector para cada una de ellas
Artículo siguiente¿Qué me conviene una Tablet o un portátil?
Durante años he sido Jefe de Desarrollo de Proyectos en Tesauro. Por mis manos pasaron muchos guiones de cine y televisión, nacionales e internacionales y ahí nació mi pasión por el cine y por la escritura de guión. Escribo porque es una necesidad: cualquier tema y cualquier excusa es buena para dejar volar la imaginación y plasmar historias en un papel. Hace un tiempo creé VÍMELO PRODUCCIONES, una productora y agencia de comunicación. Además, colaboro como guionista con BLUEBERRY STUDIOS y con LINCEO PRODUCCIONES. Soy optimista y espero arrancar de vez en cuando una sonrisa cuando leáis este blog. Sed felices.

No hay comentarios

Dejar respuesta