Sigo disfrutando, admirando, apoyando, ….. desde este pequeña ventana online, desde WOM Experience.

  • Disfruto cada vez que descubro a mujeres como Silvia Llorens.
  • Admiro como, un Blog como The Damas, puede crear tantas sinergias y apoyar un sin fin de proyectos empresariales y de vida que tú descubres casi, cada semana, a través de estas líneas.
  • Apoyo, desde la seguridad, de que unidas somos más y más fuertes y de que nuestro potencial humano y profesional necesita ámbitos de comunicación cercanos para que tanta creatividad, inteligencia y tesón llegue al público.

He conocido a Silvia Llorens, gracias a Arantxa de Hasta Siempre, uno de los proyectos recogidos en WOM Experience que ha tenido más repercusión (y no me extraña, lo más mínimo) porque es excepcional.

Nuestras vidas necesitan muchas cosas, pero sin duda el “Orden” en Mayúsculas, ayuda y mucho, a que nuestra vida sea más fluida, feliz y eficaz. Silvia Llorens lo sabía y decidió dedicar toda su capacidad de organización para ayudar a otros y conseguir una vida “más ordenada”

Hoy en WOM Experience….

Se acabo el desorden con Silvia Llorens y AorganiZarte

Soy Silvia Llorens. Madrileña, española, europea y ciudadana del mundo. Desde pequeña me ha fascinado viajar y conocer otras culturas, por lo que viví fuera de España desde que acabé la carrera hasta que conocí a mi marido, inglés pero también acostumbrado a vivir fuera de su país, a quien convencí para venir de vuelta a España.

Ayudar a otros a vivir una vida más organizada.

No me costó mucho convencerle. Y aunque llevamos ya 17 años aquí siempre tenemos ese gusanillo de volver a vivir fuera. Esta vez para trasladar esa pasión a nuestros hijos. Ellos y mi marido son mi prioridad y todo lo que hago gira en torno a ellos, sin dejar de lado mis inquietudes. Precisamente, el hecho de que mi familia sea tan importante para mí, fue lo que me hizo sumergirme en el mundo de la organización, la productividad, el conseguir tiempo para lo que de verdad importa y más tarde ayudar a otros a vivir una vida más organizada.

Somos tres hermanas con lo que he vivido siempre rodeada de mujeres y nos han educado para ser independientes, trabajadoras pero también buenas madres, buenas esposas. La tradición de entonces junto con lo que mis padres visualizaban que sería nuestro futuro. Un poco del Antes y del Mañana. Todo ello ha hecho que, hoy, tenga muy claras cuáles son mis prioridades.

Gracias a la ciencia tengo dos hijos increíbles

En mi juventud quería tener éxito en lo profesional. Aunque me planteaba casarme y tener hijos no era algo a lo que yo aspirara de manera prioritaria. Las que nos licenciamos a principios de los 90 con un 20% de paro, especialmente alto entre las mujeres, lo importante era el éxito profesional y todas luchábamos por nuestro hueco. Dejábamos la maternidad en un segundo o tercer plano, se retrasaba tanto que luego han venido los problemas y las avalanchas en las clínicas de fertilidad. Yo tampoco he escapado a ellas.

Gracias a la ciencia tengo dos hijos increíbles que son la razón de todos mis progresos. Pero mi vida cambió mucho cuando tuve a mis hijos como la de cualquier madre que trabaja fuera de casa y que tiene doble o triple jornada en una sociedad que no está pensada para las madres y padres que hoy día quieren estar presentes. No hay hueco para la conciliación, para estar con ellos cuando más nos necesitan y, si lo tienes y estás, vas con la lengua fuera y es como si no estuvieras.

Trabajé en el mundo de la Cooperación, colaborando en proyectos de desarrollo

Siempre tuve en mente trabajar en organismos internacionales. Veía que era la forma de vivir fuera y de aportar mi granito de arena, conseguir un mundo mejor. Ya os he dicho que cuando era más joven quería tener éxito en lo profesional, llegar lejos. Tanto, que viví unos años en Filipinas. ¡Pocos países hay más lejos que ese! Trabajé en el mundo de la Cooperación, colaborando en proyectos de desarrollo, de protección de derechos humanos, en emergencias como los tifones que sacuden Filipinas cada otoño y que en ocasiones eran devastadores. La enorme miseria que vi allí no lo ha he vuelto a ver después. Pero las sonrisas de los niños, constantes, como si eso no les importara nada, te animaban a seguir día a día con tu trabajo. También me acogieron en Alemania, París, Bruselas… y cuando sentí la necesidad de volver a mis raíces, a estar con mi familia, conocí a mi marido que me siguió hasta Madrid y aquí seguimos.

Pero….. la familia cambió mis prioridades

Continué trabajando en ese mundo, la cooperación, las ONGs, la captación de fondos, pero, como os decía, la familia cambia tus prioridades. Yo ya no buscaba el éxito profesional. Las ambiciones ya no estaban ahí. Lo que buscaba era tener tiempo para los míos.

Mi carrera profesional, como la de muchas mujeres, pasó a un segundo plano. Pero el día a día te pone muchas barreras para conseguir estar presente. Tener tiempo, cantidad y calidad, ambos es importante. Pero tienes la cabeza en otro lugar aunque estés presente, porque vivimos en una sociedad en la que nos imponemos hacer demasiadas cosas, llegar a mucho.

Surgió la idea de AorganiZarte

Esto hizo que buscara fórmulas para compaginarlo todo, para aprender a organizarme bien, para que todos en casa vivieran con sus rutinas, en un hogar que te diera la bienvenida, que todo tuviera su lugar y no perdiéramos el tiempo buscando, gastando de más, y, en definitiva, conseguir tiempo para lo que de verdad importa.

Así surgió la idea de AorganiZarte. Una amiga, que había pasado por exactamente la misma experiencia, y yo decidimos que todo lo que habíamos aprendido teníamos que contarlo. Que muchas personas se encontraban atrapadas en la misma rueda y que hay salida con reglas muy muy simples y lógicas pero que no tenemos la paciencia para implementarlas. Y llevamos, gracias a mucho esfuerzo y a que ya sabemos organizarnos bien,  casi cuatro años publicando incansablemente todo lo que te puedas imaginar que es susceptible de estar bien organizado.

Por fin vas a ordenar tu casa

No solo de la casa, también cómo organizarte en el día a día, en tu trabajo, tus hijos, sus estudios, ¡hasta las mascotas!…

AorganiZarte.com nos hizo descubrir que podemos seguir aprendiendo, que nuestras neuronas siguen ahí con necesidad de conectarse y que tenemos también mucho que enseñar y difundir.

Es un proyecto pequeño, sin enormes ambiciones, pero que queremos que crezca y queremos poder llegar a mucha gente y enseñarles que se puede vivir mejor si te organizas bien. Para ello también acabamos de publicar nuestro primer libro, “Por fin vas a ordenar tu casa” de la colección Divinity Books. Una forma más de llegar a más gente y que el mensaje se siga difundiendo.

 

 

Haciendo realidad sueños…..

Mi sueño es que AorganiZarte muy pronto se convierta en una empresa. Tengo muchas ideas y se cómo quiero que sea. Esto ha empezado como un hobby, porque tengo otro trabajo que es lo que nos da de comer, y el mercado de los Organizadores Profesionales en España está empezando.

Se acaba de crear la AOPE, Asociación de Organizadores Profesionales de España, que está ayudando a que esta profesión se conozca en España. Algo que es muy habitual en el mundo anglosajón, aquí todavía es muy desconocido. La gente no sabe que puedes contratar a una persona para que te ayude a aprender a llevar una vida más organizada. No saben que puedes conseguir ese tiempo que a ti te falta y que otros consiguen. Cuando lo descubren hay un Antes y un Después en su vida, como lo hubo en la mía.

Vivimos tiempos de muchísima incertidumbre

Tengo muchas inquietudes. Vivimos tiempos de muchísima incertidumbre. Ahora mismo, con mi marido en paro no sé lo que la vida nos depara, ni dónde. Pero lo que si se, es que en cualquier lugar hará falta una persona que te ayude a organizarte. Estés donde estés. Siempre habrá personas que no sepan cómo establecer rutinas para que su vida sea más eficaz, que no conozcan las reglas básicas de un hogar organizado para que cuando llegues a casa te sientas a gusto y en calma y no te estrese la visión de un lugar caótico. Hay un potencial enorme y sé que es una profesión de futuro.

Hemos logrado cambiar la vida de muchas personas

Por los comentarios que recibimos y la gente que nos escribe hemos logrado cambiar la vida de muchas personas. Igual suena exagerado pero la gente no es consciente de lo que se puede conseguir y como te puedes llegar a sentir de liberado cuando tienes control de tu vida y llegas a todo lo que quieres llegar.

Cuando te pones un objetivo en el corto plazo y lo consigues gracias a que llevas una vida en orden.

Que haces las cosas con más calma porque sabes cómo tienes estructurado tu día para hacer todo lo que te habías planificado. Cuando una persona que acaba de pasar por un divorcio muy doloroso y no es capaz de levantarse porque todo se le hace un mundo y te escribe diciéndote que su vida ha cambiado gracias a AorganiZarte y ve todo de otra manera, te da un subidón que te anima a seguir con este proyecto porque nosotras consideramos que lo que hacemos es importante.

Se acabo el desorden con Silvia Llorens y AorganiZarte

El empuje del mundo online

Tanto Beth como yo éramos unas auténticas ignorantes del mundo de las webs y de los blogs cuando empezamos en 2013.  Pero nos hacía tanta ilusión empezar este proyecto que, gracias al empuje de mi marido que es un crack de la tecnología, nos lanzamos a ese mundo de lo “online”. Aprendimos a hacer nuestra propia web, a manejarnos en las redes sociales, a crear nuestro canal de youtube, a rodar y editar nuestros propios videos con todas nuestras carencias y nuestra falta de experiencia en todas estas áreas. Con un respeto enorme hacia los que hacen esto de forma profesional porque hay que ver el tiempo que lleva cada publicación, cada minuto en youtube, cada email que envías a tus suscriptores. Hemos cometido muchos errores porque hemos ido creando nuestro nuevo camino a medida que avanzábamos.

Aplicando nuestra propia medicina

Desde el comienzo teníamos muy claro que con todo lo que ya hacíamos a diario entre nuestro trabajo, nuestra familia, la casa, etc. lanzarnos a crear AorganiZarte implicaba aplicar nuestra propia medicina. Era fundamental organizarse bien para llegar a todo y ser disciplinadas para publicar de manera habitual e ir creando una comunidad de personas que buscaran esa vida más organizada.

La red requiere de esa disciplina y eso lo fuimos aprendiendo poco a poco. Publicar siempre en las mismas fechas porque tus seguidores lo esperan, variar los temas para no cansar y ser originales, hacerlo de manera sencilla y escueta porque hay tanto que leer que la gente ya no tiene tiempo para dedicarlo a todo lo que se publica y hacerlo a intervalos en donde dejar tiempo suficiente para que nuestras enseñanzas fueran calando, la gente lo pudiera poner en práctica y hasta el siguiente consejo.

Emprendedoras en formación continúa

Nos hemos ido autoformando. Gracias a la red puedes ver muchos tutoriales que te ayudan a aprender nuevas cosas necesarias para este área tan cambiante. Mi marido, siempre al día de estas cosas, me iba aclarando muchas dudas y luego hay cursos que he podido ir haciendo para, sin llegar a ser ninguna experta, profundizar un poquito y aprender. Google Analytics, SEO y SEM, cursos de edición de videos, lo básico para entender si vas bien o vas mal en tu web o en tu blog.  Y aprendo muchísimo de cómo hacen los demás. Estoy suscrita a muchos blogs y canales de youtube que me dan ideas de como quiero que AorganiZarte pueda seguir avanzando.

Mis inquietudes sociales se centran en la ayuda a la infancia

Llevo 25 años trabajando en el mundo de los organismos internacionales. Siempre he tenido esa inquietud social. Los últimos 15 años en el mundo de la ayuda a la infancia más vulnerable. Siendo madre es todavía más motivador trabajar para conseguir un mundo mejor para todos ellos. Compaginarlo con AorganiZarte y con la familia no es tarea fácil, pero

¡Si te organizas, es posible compatibilizarlo todo!

En nuestro sistema educativo hay una asignatura pendiente: “Organización”.

AorganiZarte ha sido clave para que volviera a sentir que tengo mucho que aportar y que puedo seguir estudiando y aprendiendo. Cuando pasas de los 40 empiezas a pensar que ya has aprendido todo lo que tienes que aprender y corres un enorme riesgo de quedarte estancada. AL menos esa era mi percepción. Te acomodas.

Además, para mi era fundamental el poder transmitir a mis hijos que hay que esforzarse cuando quieres conseguir algo y que hay que hacerlo de manera organizada. Yo debía ser un ejemplo para ellos. En nuestro sistema educativo hay una asignatura pendiente: “Organización”. Cómo habría sido de diferente mi vida si en el colegio me hubieran enseñado como ser más organizada, no solo porque mis notas habrían sido otras, sino porque es fundamental que los niños aprendan a seguir una rutina, a no tener que buscar las cosas mil veces porque no lo han vuelto a colocar en su sitio, a no llegar tarde a los sitios (¡me pone de los nervios la gente impuntual!). Yo espero que a mis hijos un día, pronto, en sus cabecitas suene un “click” y sea cuando la organización haya calado en sus vidas. No será porque no lo intento cada día 😅.


 

Querida Silvia, es increíble sentir, a través de estas líneas tu pasión por AorganiZarte pero sobre todo, tu pasión por la vida.

No puedo estar más de acuerdo contigo en tu máxima de que aprender a organizarte te cambia la vida. El tiempo es, en nuestra sociedad, un recurso muy desaprovechado y la vida pasa …. tan deprisa 😱.

Estoy segura de que vais a seguir triunfando y creciendo en esa comunidad de “personas interesadas en la Organización” y que harás de AorganiZarte una gran empresa productiva, solidaria, generosa y muy muy Organizada.

¡Mucha suerte Silvia y muchas gracias por dejarnos conocerte mejor! Ha sido un lujazo para mi y para el Blog. 🍀

 

No hay comentarios

Dejar respuesta