Querida Anita:

Espero que estés muy bien. Por lo menos tan bien como en julio cuando coincidimos en la playa. También espero que se te pasara la alergia que te salió. No te dije nada pero el aspecto era lamentable. Mis hijos se quedaron tan impactados que desde entonces no han vuelto a probar el salmón. Dicen que al ver el pescado se acuerdan mucho de ti y de tu espalda. Sobre todo cuando ven la parte de las escamas.

Nosotros estamos muy bien, las niñas creciendo y yo… pues qué te voy a contar.

No sé si recuerdas que en verano estaba muy revuelta y mi Toni decía que podía ser flato por haber cambiado la marca de leche que siempre tomamos en casa. ¿Te acuerdas? Y tú me hiciste un estudio del iris y otro con un péndulo y llegaste a la conclusión de que eso me pasaba por comer carne y derivados y me convenciste para que me hiciera vegetariana. Te va sonando ¿no?. Además fuimos a una tienda a comprar unos cuarzos para purificar el ambiente de mi casa, un par de pulseras con chakras y un cuenco tibetano. ¡¡¡Carísimo todo, por cierto!!!

Volví de vacaciones, fui probando todas las leches que encontré en el super (y en el herbolario), me dejé una pasta en alimentos veganos, frutas y verduras de cultivo biológico y comenzamos a cenar hamburguesa de soja y tofú. (Debo confesarte que además de ser carísimas no hay quien se las coma. Sinceridad ante todo). Las niñas amenazaron con darse en adopción de forma voluntaria. Toni cambió el turno para no cenar en casa y perro y sin nombre huían cada vez que me metía en la cocina. Creo que por si se me pasaba por la cabeza darles a probar.

Como las molestias seguían, finalmente fui al médico y dio con el origen de la dichosa revoltura; mejor dicho con los tres orígenes. Si, tres orígenes del mismo sexo: lo que me pasaba era que estaba embarazada… de trillizos.

Con casi 46 años, la verdad es que ni se me pasó por la cabeza que los retrasos se debieran a un embarazo. Te confieso que los achaqué a otro tipo de cambios.

La cantidad de veces que yo he dicho “como me gustaría tener un niño, después de tanta niña”. ¡¡¡Pues, ea, ya los tengo!!!.

Llevamos un mes en casa y si antes estaba cansada no te puedes imaginar cómo me siento ahora: mi casa es como una granja escuela, de esas a las que llevan a los escolares de visita:

Querida Anita

  • Mi Toni ronca como un lirón hibernando.
  • Blanca y Marta están en plena efervescencia adolescente y, debe ser por las hormonas o por la alergia que están desarrollando al agua pero huelen igual igual que un choto.
  • Paulita come como un cerdo en montanera
  • Y los bebés, qué te voy a contar: son como tres pajaritos todo el día con la boca abierta.

Bueno, querida, tenía muchas ganas de contarte las novedades y enviarte adjunto a esta carta los cuarzos, las pulseras, las algas deshidratadas y todos los granos que guardaba en la despensa y que no ha utilizado. Mojón, el loro, también se niega a comerlos. El cuenco tibetano no te lo puedo enviar porque Toni lo confundió con un mortero y desde entonces lo usa para hacer el majadito de la carne en salsa.

Un abrazo y a lo mejor sería bueno que guardaras el péndulo y repitieras el curso de diagnóstico por el iris.

Tu amiga Rita

THEDAMASS-LOGO-140X48

 

Compartir
Artículo anteriorMujeres que rien
Artículo siguienteSonríe y quiérete incondicionalmente
Durante años he sido Jefe de Desarrollo de Proyectos en Tesauro. Por mis manos pasaron muchos guiones de cine y televisión, nacionales e internacionales y ahí nació mi pasión por el cine y por la escritura de guión. Escribo porque es una necesidad: cualquier tema y cualquier excusa es buena para dejar volar la imaginación y plasmar historias en un papel. Hace un tiempo creé VÍMELO PRODUCCIONES, una productora y agencia de comunicación. Además, colaboro como guionista con BLUEBERRY STUDIOS y con LINCEO PRODUCCIONES. Soy optimista y espero arrancar de vez en cuando una sonrisa cuando leáis este blog. Sed felices.

6 Comentarios

  1. Muy graciosa esa carta a su amiga Anita. Me he reído un rato y ahora no se si me entró un flato, me tendré que dormir en el sofá por que en la cama estaré muy incómoda. Un abrazo y sigue haciendo estos post tan risibles que con buen humor le lleva la vida mejor. Un abrazo

  2. Tengo a Rita conectada al wasap y me dice que el tema del flato es muy molesto. Sus pequeños llevan llorando 2 horas seguidas y cree que debe ser por lo mismo. Toni expulsa el flato con mucha facilidad, dice. No sé a qué se referirá.
    Buenas noches queridas damas positivas.

Dejar respuesta