Hoy en WOM Experience, quiero presentarte a Pilar Castañón.

Pilar Castañón: estamos en el mundo para dar a los demás

Conocí a Pilar después de la entrevista a Ana Fragua y gracias a un “contactador virtual” como es Linkedin. Pilar Castañón es madre, esposa, profesional pero, por encima de todo, es una mujer generosa. Una generosidad que se ha trasladado a su vida familiar y profesional y que vas a poder descubrir en esta entrevista llena de humanidad, de sentido común y de amor por el ser humano.


Estamos en el mundo para dar a los demás

Soy una persona de las que piensa que estamos en el mundo para dar a los demás e intentar hacer las cosas lo mejor posible, independientemente de los resultados, ya que la mayoría de las veces no se ven, y si aspiramos a que se vean, es que lo estamos haciendo mal.

Se habla mucho del éxito actualmente, pero ¿en que consiste tener éxito realmente?. Este es necesario para vivir, que te contraten y tengas recursos, pero no creo que deba ser un objetivo, y parece que la sociedad lo ha convertido en una prioridad, cuando hoy día más que nunca tener éxito no es garantía de hacer las cosas bien.

Lo importante: tener claro tu objetivo en la vida

Lo más importante es tener claro un objetivo, el camino que tenemos que tomar y el esfuerzo, el trabajo realizado y la forma en que se ha hecho.

Pero si consigues éxito, estoy convencida que hay que utilizarlo para ayudar a las personas que lo necesitan… y el mundo está lleno de ellas.

Pilar Castañón: estamos en el mundo para dar a los demás

Una niña imaginativa dio paso a una mujer polifacética

De niña siempre estaba pintando o inventando cosas que hacer. Si no tenía una carpeta de Snoopy, lo pintaba. Creo que vivía muy en mi mundo.

Eso me ha hecho ser polifacética, y embarcarme en aventuras diferentes,  aunque a veces me pregunto si debería hacer menos cosas y mejor.

Pilares sólidos; la fe y la familia

Los pilares de mi vida son la fe y mi familia, creo que el tiempo que dejé de trabajar para estar con mis hijos ha sido maravilloso y nunca me he arrepentido de haberlo hecho, más bien lo echo de menos.

Soy la mayor de tres hermanos y nos educaron igual a todos, chicos y chicas. Quizás por ser la mayor sentía que tenía ser muy responsable, lo cual pienso me ha venido muy bien en la vida. Sin embargo, cuando empecé a trabajar y pude ver la realidad, sentí una gran decepción y no entendía nada de nada. Me refiero a la discriminación que existía en ese momento…

Un mundo profesional que discriminaba a la mujer

Ante indirectas o directas y diferenciaciones por ser chica, decidí ser como era simplemente, aunque no niego que lo pasé mal muchas veces.  Pero la experiencia me llevó a la conclusión de que cuando sigues en tu línea, sin necesidad de discursos reivindicativos, sino intentando ser coherente y demostrando con tus acciones lo que eres y lo que puedes hacer, siempre tiene resultado positivo y la gente al final termina reconociendo sus errores… por lo menos así fue en mi caso.

Creo que la verdad serena desarma.

Descubriendo el arte en Guadarrama

El amor al arte me acompaña desde pequeña, recuerdo ir a pintar con mi padre a la plaza de Guadarrama con nuestros cuadernos y carboncillos, y las clases de un pintor malagueño, quien experimentó conmigo distintas técnicas didácticas… fueron veranos divertidos, aunque siempre he sido un poco autodidacta y si descubro algo nuevo…experimento.

Pinto al óleo la mayoría de mis obras, aunque mi último reto fue un mural que realicé el año pasado junto a María Romero en la fachada de un edificio de Estepona. “In Memoriam” en homenaje a los refugiados, a cuatro pisos sobre el suelo y venciendo al vértigo, fue una gran aventura…

Pero la vida llevó a Pilar hacía la economía ….

Aunque me podía pasar las horas delante de un cuadro, los números también me gustaban, y terminé decantándome por ellos como profesión, dejando la pintura como afición.

Empecé a trabajar en cuarto de carrera, cuando los becarios ganaban el doble que ahora. Y aunque soy economista de los que disfrutan con la econometría, los números, las macro-magnitudes y la redistribución de la riqueza, la vida me llevó a trabajar siempre en temas relacionados con la contabilidad, y tengo que decir que era la asignatura que me parecía más aburrida de toda la carrera. Pero era lo que tocaba.

Trabajé en el Banco Natwest March, en auditoría (Price Waterhouse) en la EMV de Madrid y funcionaria en un Ayuntamiento, en Intervención, como Jefe de Contabilidad. Esto fue un reto porque empecé el año en que cambió la Instrucción de contabilidad de las Administraciones locales y el antiguo interventor se jubiló anticipadamente dejando muchísimo trabajo sin hacer. Si en auditoría había trabajado horas, aquí fue a destajo.

España es de los países de Europa donde menos se cuida la maternidad…y así nos va

Trabajar en una administración pública me permitió pedir excedencia cuando pude, para cuidar a mis hijos.

Creo que habría que valorar más el papel de las madres, España es de los países de Europa donde menos se cuida la maternidad…y así nos va. Estamos en la media de 1,3 hijos, es decir que tenemos una pirámide de población invertida y no vamos a tener pensiones, ni ayudas.

Yo no estoy a favor de las largas bajas paternales, ni nada por el estilo, no somos iguales, y nuestro cuerpo no está igual. Por contentar a todos parece que se olvidan de que para producir, hay que trabajar… Pero si creo que hay que proteger la maternidad y dar facilidades laborales a las mujeres ( que por supuesto no sean la congelación de óvulos) como la posibilidad de una incorporación a tu puesto sin problemas, horarios flexibles y adaptados a las necesidades, etc. para eso son los avances.

Y desde luego, valorar más el trabajo de la que decide quedarse en casa y cuidar a sus hijos: los futuros ciudadanos. Al final la sociedad es la que gana, a mejores ciudadanos, mejor sociedad, y no se nos olvide que para dar amor, hay que estar.

“El amor comienza en casa, y no es lo mucho que hacemos… es cuánto amor ponemos en cada acción”.

Madre Teresa

Los años que dejé de trabajar y me dediqué a mis hijos fueron maravillosos, pero todo cambia, el tiempo no para, y esas personas a las que has dedicado cada minuto de tu día empiezan a crecer…y ¡no paran de hacerlo!.

Somos familia de acogida.

De todas formas, somos familia de acogida, así que a veces somos un montón. Esto ayuda a descubrir lo especial que tiene cualquier niño, a dar sin esperar nada…y que todos somos iguales.

Pilar Castanon WomanEssentia

Surgió un proyecto de emprendimiento en el sector educativo y me metí en él junto con mi marido. Fue un tiempo muy duro realmente ya que se consiguió montar en poco tiempo, pero como todos los retos: aprendí mucho en todos los sentidos.

El emprendimiento es una gran aventura, aunque tengas todas las variables controladas puede surgir una que no tienes, y bueno, no sale tan bien como esperabas, pero hay que seguir.

Nunca he estado en excedencia en las tareas de voluntariado

Soy de las personas que cree que cuando recibes (aunque sea ganado con el sudor de tu frente) hay que dar, por ello nunca he estado en excedencia en las tareas de de voluntariado. Llevo muchos años colaborando con ADEVIDA y otras organizaciones asistenciales que ayudan a las mujeres embarazadas a seguir adelante con su embarazo. La realidad es que el hombre suele salir corriendo en los embarazos inesperados y ellas se quedan solas, y la sociedad (trabajo, centros de salud etc.) les anima a tomar el camino aparentemente más fácil y sacar esa vida del mundo. Pero  ¿desde cuando lo heroico ha sido lo más fácil?.

Son muchas las mujeres con las que he compartido penas y alegrías, y la mujer es una luchadora nata, sólo hay que apoyarla, porque es cierto que el mundo está muy complicado. Al contrario, son los políticos los que hablan demasiado alegremente del tema, sin ofrecer ayudas reales, sin pensar en el sufrimiento de los demás, y sin platearse su realidad personal, y por supuesto, las cuestiones éticas que ellas si se plantean.

Programa de emprendimiento para mujeres en riesgo de exclusión social

También fui responsable durante dos años del Programa de Emprendedoras diamante en Marbella,  para madres en situaciones de riesgo de exclusión social, la mayoría víctimas de violencia de género. Creo que aprendimos mucho unas de otras, doy las gracias por su confianza y que compartieran tanto con nosotras. El momento era malo ya que los coletazos de la crisis todavía eran fuertes, pero salió.

Ayudando a verdaderos héroes

La vida te pone en el camino oportunidades para ayudar a verdaderos héroes, como el Padre Apollinaire del Congo (http://mutokamwoyo.org ), o el Padre Christopher Hartley Sartorius, que está en Etiopia (http://www.missionmercy.org/) .

Nuestra gota de agua fue colaborar a enviar máquinas de coser para que mujeres que se dedican a la prostitución puedan tener otra opción para criar a sus hijos, digo nuestra porque salió gracias al empuje de muchas amigas que ponen el corazón en ello, y como esto nunca acaba, ahora toca recoger para construir  pozos de agua, a lo  que os animo.

Tengo la suerte de conocer a dos  mujeres africanas profesionales e influyentes Obianuju Ekeocha y Antoniette Kankindi. Ellas están defendiendo su tierra de las invasiones feministas de occidente, de nuestros modelos de liderazgo femenino, y esto da que pensar, ya que si tienen que defenderse de nosotros, deberíamos plantearnos que algo estaremos haciendo mal…

Centrada en Fundación + Vida

Mi labor se centra actualmente en la Fundación +Vida de la que formo parte del Patronato y en la que estoy desde su creación.

Estoy convencida que los jóvenes son el futuro y hay que darles oportunidades, y más si tienen valores y un gran compromiso para defenderlos, de ahí mi compromiso con ellos. Creo que debemos dejarles dar su opinión y no decidir por ellos, al final el mundo será suyo y no tenemos derecho a estropeárselo…y la cuestión de la vida merece la pena.

Además de la formación y actividades de los jóvenes, también ayudamos a la construcción de una maternidad en el Congo.

En mis andanzas con la gente y los problemas saqué la conclusión, y la necesidad de hablar claro.

La gente busca lo auténtico cuando necesita ayuda y cada vez más se habla menos de la verdad.

Parece que todo vale, y que por el hecho de publicarlo ya es veraz. De ahí surgió Woman Essentia hace más de dos años.

Woman Essentia; talento, intuición o esencia

Defender el papel real de la mujer, nuestro talento, intuición o esencia, que conlleva el valor de lo femenino es una de mis inquietudes.

La mujer ha contribuido siempre, pese a todas las trabas que tenía, a la historia. Siempre ha habido mujeres que han destacado por un motivo u otro y la mujer además ha desarrollado un gran papel de transmisión de valores dentro de la familia. De ahí que intente destacar y trasladar la importancia del mismo, tanto en épocas pasadas, como actuales. Si menospreciamos este importante papel en la formación de los ciudadanos, y el amor con el que se hace, creo que los avances se quedan en nada.

Si la mujer dirige únicamente su mirada a conseguir mejores puestos directivos o estar en el mudo tecnológico, olvidando su “genio femenino”, no habremos conseguido nada, porque precisamente esta característica es una cualidad extra que podemos ofrecer al mundo en cada tarea que desarrollemos.

La intención Woman Essentia  es ser un punto de encuentro para todas las mujeres que, están orgullosas de su feminidad, con inquietudes y que quieren contribuir a un mundo mejor, donde el ser humano siga siendo lo más importante, y …creo estar en consonancia con The Damas.

No dejes de hacer cosas porque creas que tienen poco valor, las grandes hazañas empiezan por muchas cosas pequeñitas, ya lo decía la Madre Teresa:

“Sabemos muy bien que lo que estamos haciendo no es más que una gota en el océano. Pero si esa gota no estuviera allí, al océano le faltaría algo”.


 

Precioso mensaje lleno de sentido en un mundo complejo como el actual.

Pilar Ha sido un privilegio conocer, de primera mano, tu vivencia personal y profesional que unidas a tu visión del mundo y en especial de la muje, hace de ti un ser muy especial lleno de generosidad.

La misión de las mujeres en estos momentos y creo que en los años próximos aún más, estará llena, no de grandes heroínas sino de mujeres generosas, solidarias, defensoras de nuestros valores y con una energía espectacular como la tuya, ejemplo sin duda de nuestra capacidad para ser protagonistas y hacedoras de los cambios que hacen que la sociedad mejore y prospere.

De nuevo gracias Pilar por hacernos partícipes, en estas líneas, de tu historia y por compartirla con esta gran comunidad de mujeres positivas que están a mi lado en The Damas Blog y que tenemos, sin duda mucha en común, con los valores de Woman Essentia.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta