Llevamos meses hablando de Mindfulness en diferentes entornos de nuestra vida…. Pero hay un espacio del que todavía no hemos hablado hasta ahora: el trabajo.

Mindfulness y mi trabajo

Pasamos entre 80.000 y 90.000 horas de nuestra vida trabajando…. ¡es mucho tiempo! ¡¡mucha vida!!  Casi la mitad de ellas no estamos centradas en las tareas que estamos realizando porque nuestra mente divaga y se distrae restando productividad y generando más estrés del que nos gustaría soportar.  A todo esto, se suma el famoso mito de que las mujeres podemos hacer muchas cosas a la vez… pero la ciencia nos ha demostrado que la multitarea es la peor reacción a la avalancha de demandas, información y urgencia que nos imprime el trabajo.  Somos menos productivas, cometemos más errores y, para colmo, no podemos aprovechar toda nuestra capacidad creativa en este entorno de presión.

La multitarea es la peor reacción a la avalancha de demandas, información y urgencia que nos imprime el trabajo. #Mindfulness Clic para tuitear

Entrenando nuestra atención con Mindfulness en la empresa

Por ello, el Mindfulness se ha convertido en una alternativa de gran impacto para el entrenamiento de la atención en las empresas. La buena noticia es que se posible estar más atenta, más despierta y más enfocada. Nos ayuda a tener mayor claridad mental y gestionar mejor nuestros pensamientos, nuestras emociones y las relaciones con los demás.  Además de generar mayor bienestar.

El #Mindfulness se ha convertido en una alternativa de gran impacto para el entrenamiento de la atención en las empresas. Clic para tuitear

Entrenando nuestra atención con Mindfulness en la empresa

La importancia de poner en marcha iniciativas de entrenamiento de la atención

Estás prácticas están ampliamente extendidas en países como EEUU y Gran Bretaña… pero ¿Cuándo nos tocará a nosotros? Ya hay muchas empresas en España que se están animando a crear, junto con sus programas de bienestar y salud en el trabajo, iniciativas de entrenamiento de la atención. Es un primer paso para poder crear empresas con empleados más felices de una manera más sostenible y humana.

Estos programas se plantean como un entrenamiento gradual para poder ir integrando poco a poco los aprendizajes.  Se proporcionan herramientas, prácticas y técnicas muy aterrizadas al día a día del trabajo, desde cómo nos relacionamos con nosotras mismas, con el trabajo, con los compañeros y la organización.  Es una invitación a hacer las cosas de manera diferente, desde “otro sitio”, más conectadas con nosotras mismas y nuestro gran potencial.

Confío y tengo la certeza de que es posible trabajar de manera diferente, vivir de manera diferente.

En definitiva, poner más vida en nuestra vida.  Incluso en el trabajo.

¡Feliz y consciente día!

 

Compartir
Artículo anteriorMeta programas. Parte 2
Artículo siguienteSexo color Vainilla
Experta en Mindfulness, Formadora y Coach en entorno corporativo y escuelas de negocio. Socia Directora de Nui People, empresa que se dedica la desarrollo de personas y equipos en Mindfulness e Inteligencia Emocional (https://nuipeople.com/). Emprendedora, mujer y madre de dos niños. Me encanta disfrutar de todo lo que nos regala la vida: una buena compañía, un paseo, un espacio de silencio, una comida deliciosa… Comprometida con el desarrollo de la conciencia y en facilitar el descubrimiento de la atención plena como una manera de vivir más satisfactoria.

1 Comentario

  1. Entrenamientos para la atención: Qué interesante y qué necesario para el trabajo. Ser más eficaces y evitar el estrés laboral. Las consecuencias solo pueden ser positivas.
    Las empresas también deberían formar en calidad de vida.

Dejar respuesta