Malena Melis es una mujer cautivadora. Valiente, sensible y eternamente positiva. Cautiva con su sonrisa llena de energía y complicidad.

Su grito de “guerra o de guerrera” es SONRIO. Recuerdo que, la primera vez que lo leí en su Blog, percibí ilusión y energía; dos valores de los que mucho se habla pero poco se percibe.

Hoy quiero presentarte a Malena Melis, mujer, profesional, madre y empresaria. Desde una de las islas mas bonitas que conozco y por la tengo especial predilección, – Mallorca -, Malena comparte con nosotras su experiencia vital.

Mil gracias Malena por tu generosidad. Te dejo con Malena ¡Te va a enriquecer conocerla!

 

Desde Mallorca para el mundo

Nací en la isla de Mallorca, así que soy una mujer de provincia. Sonrío.

Mis padres deseaban tener hijos pero tuvieron que esperar 10 años para que naciera una peloncita de ojos azules, muy poco llorona y que disfrutaban de llevar de mochila a todos lados.

Conciliando para una infancia feliz

Tuve mucha suerte, mi padre siempre pudo conciliar su trabajo con la vida familiar y pude crecer con la compañía y el cariño de ambos .

Mis primeros años tuvieron amaneceres y atardeceres de campo. Y si supiera pintar en óleo mis recuerdos, pintaría sin duda dos cuadros, uno con unas ovejas pastando en un prado muy verde y yo sentada mirándolas sonriendo, y otro subida a ese burro que me parecía un gran caballo.

Tal vez aquellas tardes frías de invierno en las que sólo se oía silencio, me invitaron a la reflexión, y ya desde muy pequeñita  me contaba historias en las que yo no era la protagonista pero si una secundaria que se las ingeniaba para ayudar a que aquellos cuentos tuvieras finales felices.

Cerrando etapas con 6 añitos

Con 6 años cerré una etapa y me trasladé a la ciudad, solo regresaba a esa casa los domingos y los veranos.

Empecé a estudiar en un colegio enorme, muy bonito, y el uniforme me quedaba un poco grande. Creo que me quedaba grande casi todo allí, porque yo me sentía muy pequeña, muy poquita cosa.

Pero mis padres habían puesto mucha ilusión y sacrificio en que pudiera cursas mis estudios en un colegio al que ellos hubieran deseado ir pero que ni la economía de la guerra ni de la postguerra se lo habían permitido.

Una alumna del montón grande … como decía Mamá.

Yo fui una alumna corriente, ni lista, ni líder, ni guapa, ni … eso …del montón grande, como decía mi madre sonriendo.

Creo que nadie sabía que pensaba o sentía porque no tuve mucha oportunidad de exteriorizar mi interior. Tal vez siempre pensé que no iba a interesar lo que yo pensaba o sentía.

Recuerdo que me hicieron un test psicológico para ayudarme a decidir si podía seguir estudiando estudios superiores. Me salió que mejor no intentarlo .

El “no” ya lo tienes Malena

Recuerdo cómo mi madre después de leer el resumen me dijo , ¿sabes Malena ? Yo de ti lo intentaría , el no ya lo tienes así que a por el si.

Así que le hice caso . Cuando mi padre tuvo problemas de salud, yo empecé a compaginar estudios y trabajo para poder ayudar un poquito.

Una mama de 22 años

Me casé siendo todavía estudiante de derecho con 20 años  y con 22 años ya era mamá de mi primera hija Marta.

Reconozco que no era fácil estudiar trabajar y ser mamá … pero lo hice y lo volvería a hacer .

Poniendo en “solfa” mi estilo de vida

Cuando nació mi segunda hija, Cristina, me pregunté si esa era la vida que yo quería para mí.

Trabajar con un horario muy poco flexible, salir de casa con mis hijas durmiendo y regresar cuando ellas ya casi dormían. Perderme tantas cosas de algo que no vuelve .

Un día de esos en los que el vaso está “llenito”

Recuerdo que un día, de esos que el vaso está llenito … paré el coche, así que fue un STOP a lo grande y de verdad y me pregunté : ¿que necesito para ser más feliz ?

Estaba claro … conseguir conciliar mi Vida profesional y familiar .

Eso tenía un precio, casi todo lo tiene, era arriesgar la tranquilidad de un trabajo y un sueldo fijo . Pero durante tres años la ilusión me ayudó a luchar por estudiar Relaciones Laborales, RRHH era mi pasión y cuando termine me lancé a montar mi despacho.

Mi motor: el ALEHOP de Mamá.

Creo que una vez más si no hubiera sido por ese ALEHOP que mi madre me daba … no sé si me hubiera atrevido . Tooooodo el mundo me desanimaba: no tienes padrinos, es una profesión aburrida, no tendrás clientes, ….

Así que una vez más me dije eso del NO ya lo tengo . Primero con dos compañeras más, pero por motivos personales ellas tuvieron que dejarlo.

Cuando ya empezaba a organizarme sola tuve un tercer embarazo totalmente inesperado.

Así que una vez más tuve que replantearme la forma de poder seguir el camino laboral que había iniciado.

Recuerdo que me pregunté: “¿Y ahora que hago ? Tres hijos. Sonrío!!!

A puntito de tirar la toalla pero encontré la solución:  trasladar el despacho a casa.

 

Encontrando soluciones para conciliar

Eso me permitió CONCILIAR muy bien vida familiar y laboral.

Pero al poco tiempo, el día de mi cumpleaños de hace ya 20 años, estando embarazada de mi tercer hijo, tuve un accidente importante de coche. Cuando estás casi una hora atrapada,  sin saber ni cómo está ni tu hijo ni tú, tienes tiempo para valorar tanto la vida … que cuando vuelves a ella, lo único que puedes hacer una y otra vez es agradecer tenerla.

Momentos difíciles para agradecer y valorar

La recuperación fue dolorosa pero la verdad? Estaba tan FELIZ de que los dos estuviéramos vivos que eso me dio la fuerza necesaria para luchar por hacerlo lo más rápido posible.

Cuando mi hijo ya empezó la etapa de colegio, pude replantearme el tema de volver a tener el despacho independiente de casa y montarlo de nuevo en la ciudad. De eso hace 17 años!!!!.

Mi despacho es un despacho sencillo, familiar, con dos ayudantes.

Nuestro horario es de mañanas, porque así también ellas pueden conciliar trabajo y vida personal.

Eso sí debo confesar que  siempre me llevo todos los problemas de mis clientes conmigo, porque los hago míos. A veces bromeó con ellos y les digo : mira que pensaba en que contrato hacer a tu nuevo trabajador mientras pesaba la fruta, sonrío.

Pero puedo seguir atendiéndolos y trabajando desde cualquier sitio. Estoy encantada de las nuevas tecnologías que nos permiten esa libertad que no tiene precio.

Agradeciendo que me animaran a no desanimarme

Así que hoy desde la perspectiva creo que debo agradecer a mi madre que me animara a no desanimarse y que siguiera adelante con mi ilusión.

Hace algo más de un año que se fue después de unos años en los que su equipaje era el Alzheimer y nuestras estaciones de tren los hospitales .

El amor en mayúsculas

Me sentí muy afortunada de poder cuidarla y estar cerca de ella hasta su último aliento. Fueron años en los que una vez más la palabra CONCILIACIÓN me acompañó en ese viaje. La verdad es que cuidándola fue ella que me cuido a mi, porque me enseñó lo que es el AMOR en mayúsculas.

Dar es recibir y ella no escatimó esfuerzos por acompasar nuestras respiraciones y apoyarme en todo lo que, conociéndome tanto como me conocía, sabía que podía hacerme un poco más feliz.

Tuvimos mucha suerte de pasarnos largas temporadas en el hospital san Joan de Deu , allí nos hicieron sentir en familia .

Aprendí mucho de los enfermos y de los familiares.

 

Lecciones de vida que una madre regala

Esos últimos meses desde la sonrisa silenciosa me enseñó su última lección: la magia de la vida puede estar en todas partes y en todas la circunstancias que nos toca vivir . Tener VIDA es tener la posibilidad de vivirla con todo o con nada pero lo más importante es SENTIRSE VIVO.

Ella siempre bromeaba y me decía que: cuando me vaya te llenaré tanto la agenda que no tendrás tiempo de lloros. La verdad ? Lo hizo .

Me decidí a poner esfuerzo en terminar el master de RRHH y tuve un año de viajar, conocer gente , cosas que nunca había podido hacer por mis limitaciones familiares y personales . Y siempre que me subía a un avión le decía: mamá estas preparada, nos vamos sonrío

Facebook, una ventana mágica

Desde la enfermedad de mi madre Facebook fue mi casi única ventana social, era una gran compañía. He conocido gente maravillosa y alguna de ellas son hoy mis mejores amigas . Iba contando mis pensamientos y a medida que pasó el tiempo se convirtió en mi ventana mágica.

De ahí salió el proyecto de empezar un blog para contar mis reflexiones sobre cosas cotidianas de la vida. Contar cosas que había vivido o sentido y lo que de ellas había aprendido.

Así que nunca veamos puertas ni ventanas cerradas porque siempre hay alguna que esta pendiente de abrir.

Por ejemplo, me encanta poder dedicar algunos ratitos de compañía a personas que conocí en el hospital y que si bien han mejorado mucho siguen la evolución desde su casa .

Mallorca. Mi isla de ensueño.

Sobre mis hobbys o tiempo libre Me gusta ir al gym, hacer pilates, clases de salsa y merengue. Me encantan las excursiones por mi  isla. Tengo mucha suerte de vivir en una isleta que en 30′ disfrutamos de  mar y montaña.

Disfrutar de la familia, y de esas mesas  en compañía de familiares, seres queridos y amistades. Largas sobremesas.

Me gusta seguir algunos blogs y me encanta el tuyo todo para mujeres de + de 40.

Malena y las RRSS

En Redes sociales, pienso que es importante contar porque me inicié.

Mi primer pasito fue abrir una  cuenta Facebook que fue mi casi única ventana de vida social , ya que cuando no trabajaba estaba cuidando y haciendo compañía a mi madre.

Así que a diario desde cualquier lado, incluso andando por los pasillos de los hospitales o mirando el mar con la sillita de ruedas de mi madre al lado, siempre buscaba un momento para recordar que allí detrás del teléfono había un grupo de personas que se estaban convirtiendo en mis amigos y a los que me encantaba compartir mis fotos y mis pensamientos de aquella etapa en la que necesitaba convencerme de que no hay puertas cerradas sino puertas pendientes de abrir.

Cuando mi madre se marchó, y durante  el año 2015 y 2016 decidí intentar plasmar las experiencias, aprendizajes y emociones que viví en  los últimos años de mi vida  y decidí  que el medio que más me convenía por mi limitado tiempo era un blog.

Creando un Blog de Experiencias llenas de sonrisas

Allí nace malenamelis.com un proyecto donde me proponía en un año escribir tales experiencias. Se ha alargado un poquito más. Sonrío .

Lo empecé con la sola pretensión de escribir desde el corazón para llegar al corazón . Nunca imaginé que lo leyeran tantas personas y de países tan diferentes, así que estoy inmensamente agradecida.

Blog de Malena Melis

Lunes Alehop

Hace unos meses inicie en el FB !!! lunes ALEHOP !!! Donde cuento reflexiones motivacionales que han nacido de anécdotas cotidianas de cada semana y sobre todo donde me gusta compartir  una sonrisa con todos aquellos que se acerquen a la ventana mágica.

Me produce mucha alegría cuando me escriben mensajes personales en los que me cuentan que a través de mis escritos les estoy ayudando a ver desde otra perspectiva más esperanzadora o con más color  sus temas personales.

Mi cuenta Twitter tiene un uso más profesional para mantenerme actualizada en los temas de interés laboral y sobre todo en RRHH.

Instagram es mi cuenta más reciente y aquí disfruto cuando tengo un ratito de compartir fotos de mi vida personal y en el que ya me he atrevido con algún que otro vídeo. Sonrío

 

 

Creo Malena que tu historia de vida es muy auténtica. Cuando estos días pasados se ha hablado tanto de la Igualdad de la Mujer, desde mi modesta opinión gran parte de nuestra nuestra lucha, como la tuya, está en poder conciliar ser madre y profesional (si es lo que queremos). Cuando salvamos esas barreras nuestra aportación al mundo profesional y laboral es enormemente positiva.

No tengo la suerte de conocerte personalmente Malena pero si de releerte en el mundo virtual. Tu perspectiva y enfoque de la realidad, tus aportaciones y reflexiones sobre lo cotidiano, sobre las sensaciones y vivencias personales, enriquece y mucho. Se nota que las Relaciones Laborales y los Recursos Humanos son lo tuyo. ¡¡¡SONRIO!! 🙂

Enhorabuena por ser así, por tu profesionalidad, tus ganas de aprender y compartir y por contarnos, con toda sinceridad, tu historia personal y profesional. Ha sido un placer para mi entrevistarte y tenerte en el Blog. Y estoy segura que también lo está siendo para todas las mujeres y hombres que han llegado a ti desde este positivo rincón virtual.

¡¡SONRÍO… DE NUEVO!!

logo serenity thedamass 544x180

 

2 Comentarios

    • Mil gracias Carmen de mi parte y en especial de Malena. Ha sido un placer tenerla en el Blog. Es una mujer positiva y muy profesional. Es una mujer The Damas sin duda alguna. Gracias de nuevo por tu comentario y apoyo

Dejar respuesta