El cuidado de las uñas se ha convertido en tendencia y en un hábito muy implantado en nuestra sociedad. Las técnicas para cuidar y embellecer las uñas avanzan rápidamente, surgiendo sistemas o métodos que garantizan resultados duraderos y muy estéticos.

Pero conoces Los riesgos de las nuevas manicuras y cómo pueden afectar a la salud de tus uñas.

El Dr. Miguel Sánchez Viera, dermatólogo y director del Instituto de Dermatología Integral de Madrid nos desvela información de gran interés sobre las nuevas técnicas de manicura y sus efectos sobre la salud de nuestras uñas, respondiendo a preguntas que seguro te habrás hecho en algún momento.

 

2

¿Las uñas se debilitan más con las manicuras en gel y/o shellac que con las lacas de uñas tradicionales (pierden brillo, son más finas y se rompen más)?

 

La famosa manicura de gel -que tan de moda está últimamente por dejar las uñas increíblemente bien pintadas y con una duración de al menos 15 días- no es lo más recomendable, según un estudio que vio la luz en el último congreso americano de dermatología en marzo de este año en Miami. Se ha comprobado que deja la uña sin brillo y muy debilitada, con mayor riesgo de rotura. No se sabe si esto es debido a los productos químicos que componen el gel o a la acetona que se utiliza para removerlo, ya que ésta se utiliza de forma pura al 99 por ciento y tiene que estar en contacto con la uña unos 15 minutos aproximadamente.

Es importante saber que tanto esta manicura como la tradicional, utilizadas de forma prolongada, pueden enmascarar alguna patología en la uña que se diagnostica visualmente y, al estar tapada, no es posible. En definitiva, las manicuras continuadas y prolongadas pueden ocultar problemas importantes que estén desarrollándose en la uña, como tumores. Y también pueden favorecer enfermedades de la uña, como la frecuente onicomicosis y otras infecciones.

Eso, sí este tipo de manicura,  usada de forma aislada o dejando que la uña se recupere completamente antes de volver a pintarla, no trae problemas, que solo ocurren en personas expuestas constantemente a estos tratamientos.

 

 ¿Las lámparas de secado UV, necesarias para realizar estas manicuras, son perjudiciales (pueden causar cáncer de piel u otras enfermedades)?

En algunos países se venden al público, ¿recomendaría que la gente las tenga en casa para hacerse estas manicuras o es mejor acudir a centros de belleza?

 

1

 

La luz ultravioleta que se utiliza para secar y sellar estos productos, aplicada de forma continuada y regular a lo largo de los años -unos diez minutos cada quince días-, también es poco saludable. Puede provocar envejecimiento prematuro y cáncer de piel. Su uso puntual, ocasional, probablemente no tenga mayores problemas. Y en este sentido, se recomienda siempre el uso de un fotoprotector en las manos para la exposición a esta lámpara.

 

¿Cuánto tiempo debería transcurrir entre manicura y manicura para dejar que la uña “respire”?

 

La conclusión es que no es aconsejable el uso constante de ese tipo de manicuras ni la aplicación de UV. Hay que dejar periodos de ‘descanso’ prolongados entre una y otra sesión y es necesario consultar con el dermatólogo si aparecen signos como cambios de color en la uña, estrías, fragmentación o despegamiento.

 

thedamass-logo-280x96

2 Comentarios

  1. Buenos días, me ha parecido genial este post, porque creo que no estamos concienciadas de el daño que hace este tipo de manicura. Yo ya caí en el error y mis uñas se quedaron echas un desastre. , tuve que ir al dermatólogo y prácticamente me riñó como a una niña. De todas maneras, incluso las demás lacas que existen y que nos son de gel, traen altos contenidos en plomo y materiales no muy aptos para la salud. Un besito

  2. 100% de acuerdo contigo Carmen. De hecho yo tuve una experiencia prácticamente idéntica a la tuya, de hecho y tardado más de 2 años en recuperar el estado de mis uñas y no del todo. Gracias por tu aportación. feliz día.

Dejar respuesta