Llevo meses preparando este regreso

Llevo meses preparando este regreso

Llevo meses preparando este “regreso”

He estado soltando muchas cosas, muchas de ellas materiales: cosas que ya no uso, que no me sirven, que ocupan espacio y que a veces me pesan y me quitan claridad.  Otras más etéreas: apegos a ideas que me creía como verdades, o emociones que sobredimensionaba y daba mucha importancia enredándome en exceso …

El regreso

He donado libros y ropa, he reciclado multitud de cosas, he vaciado estanterías, he tirado cartas del pasado, he limpiado y ordenado. Y ahora mi mente lo agradece. Hay mayor espacio en mi entorno físico, en mi agenda, en mi cabeza…

Me he dado cuenta que, en mis agradecimientos diarios, siempre hay una palabra que se repite: espacio, espacio, espacio... Valoro y disfruto de la espaciosidad. Me da paz y serenidad. Me conecta con algo muy profundo dentro de mí.

Cuál es el problema de los «vacios»

En el pasado, me plantearía… ¿con qué quiero llenar este espacio? Ahora mi reflexión es… ¿para qué quiero llenarlo?  Y ¿por qué? ¿Cuál es el problema de los “vacíos”? La amplitud, la lentitud… son aspectos que cada vez quiero cultivar más en mi vida. Más sencillez, más humildad, sintiéndome menos importante, más ligera.

La meditación me permite acceder de una manera muy directa a ese espacio que estoy dibujando momento a momento.  Ahí la amplitud es enorme… dure lo que dure…

La #meditación me permite acceder de una manera muy directa a ese espacio que estoy dibujando momento a momento #mindfulness Clic para tuitear

El espacio no se va a ninguna parte

Prueba a sentarte, cerrar los ojos y observar ese espacio. Sumérgete en él, aunque los pensamientos vengan a distraerte…. Sonríeles y déjales marchar… El espacio no se va a ninguna parte, te acompaña, está dentro de mí.  Disfrútalo….

Meditación guiada. Audio 1 El regreso

Para ello, he grabado este audio de una breve meditación guiada donde honro esta espaciosidad.  ¡Espero que te guste!


¡Feliz y presente día!

No hay comentarios

Dejar respuesta