Parece mentira pero ya hace tres meses que inicié esta aventura con The Damass. Y te cuento un pequeño secreto…. Mi intuición era muy positiva. El proyecto del Blog tenía mucho que ver con mi estado emocional y vital y llegaba en el momento adecuado.

Y como La vida siempre sigue a pesar de los pesares, un 10 de enero me lancé a esta aventura de escribir y compartir contigo mis reflexiones.

Cuando eres madres, has triunfado y fracasado, has vivido ya casi la mitad de la vida empiezas a hacerte preguntas, descubres que en este camino “lo que tenga que ser será, que los destinos de la vida son muy inciertos y que el viento no siempre sopla a tu favor”.

Probablemente estarás de acuerdo conmigo en que somos producto de nuestras circunstancias y de nuestros deseos. Sin embargo, a veces estos resultan incompatibles o, al menos, nos cuesta digerir las consecuencias que acarrean. Esto genera preocupaciones que hacen que nos sintamos angustiados y, como se suele decir, amargan nuestra existencia.

Un proverbio árabe dice:

Si tiene solución, ¿por qué te preocupas? Y si no la tiene, ¿por qué te preocupas?

 

Como ideario es perfecto pero, entre tu y yo, no preocuparse, dejarse llevar, pensar que todo tiene un por qué es harto difícil, al menos, en determinados momentos de la vida, que casi siempre coinciden con los menos positivos o fáciles.

Quizás esto de entender que “La vida siempre sigue” debe tener cierta relación con nuestro grado de madurez, con eso que todos llamamos “ser adulto”.

Según el Filósofo Gregorio Luri “ser adulto, o hacerse adulto, es aprender a querer a los que te rodean a pesar de que estén llenos de faltas”.

Leyendo esto yo no sé si pasaría el test de Madurez.

3

Todo pasa, todo llega, todo se transforma

Y al final, todos recorremos el camino de la vida con el firme deseo de que siga pero también de que dure….

En un reciente artículo de Buena Vida, el psiquiatra Jesús Fraiz (que ha recopilado a lo largo de más de 20 años de estudio una base de datos documental de aproximadamente 6.000 famosos centenarios) respondía, a la pregunta de cuál es el secreto de vivir una larga vida, lo siguiente:

influyen los hábitos de vida saludable, la genética y la medicina, pero lo más importante es la resiliencia (capacidad de sobreponerse), mantenerse activo el máximo tiempo posible, el optimismo y un fuerte sentido del propósito en sus vidas. “Hay gente que a los 70 años comienza a pintar, escribir, hacer fotografía, pasear por el campo… Tiene que ver con las inquietudes. Muchos se mueren porque no saben disfrutar. Y después hay casos de gente a la que le toca vivir situaciones tremendas y, sin embargo, logra salir adelante como los centenarios que he investigado y que estuvieron en campos de concentración. La sola esperanza de salir de allí era un acicate para ellos”.

Fraiz utiliza una frase con la que me siento 100% identificada, y que identifica a los “centenarios de vida longeva” que tuvieron una existencia larga y plena.

“hoy no me rindo, quizás mañana o pasado, pero hoy no”.

Y por eso hoy, como cada Martes en positivo desde estas líneas, desde este momento íntimo e irrepetible que tengo contigo quiero quedarme con eso….

Quiero formar parte de ese grupo de seres humanos a los que les ha tocado vivir situaciones difíciles o muy difíciles pero que despiertan cada mañana llenos de esperanzas. Y no digo que sea fácil (porque no lo es en absoluto) sólo digo y te invito a que lo digas conmigo…

Yo hoy no me rindo, ….. porque La vida siempre sigue

Y porque estar 100% vivo depende únicamente de uno mismo.

¿Te animas?…..

No me falles…. Te espero el martes próximo

thedamass-logo-280x96

 

8 Comentarios

  1. Querida Maite, ante la adversidad no me rindo, crezco. Ese ha sido mi lema en los múltiples peldaños que la vida me puso a cual más grande. Cierto hay días o momentos que pienso no puedo. ..pero no me rindo! Un beso ???. Enhorabuena!

    • Hola Inma: Muchísimas gracias por tu comentario. Y si he conseguido transmitirte ánimo y pensamiento positivo, me siento agradecida y emocionada. Cuídate mucho y Feliz semana

  2. Hola Mayte, todos vivimos situaciones difíciles y es cierto que la resiliencia es una de las actitudes más importantes para enfrentarte al mundo pero por mucho que lo tengas y seas positiva hay algo que no nos deja evolucionar y es el sentimiento de culpa. Para ello he aprendido que debemos perdonarnos a nosotros primero y luego a los demás. Aprender a querernos tal y cómo somos y no dejar que nos influyan los pensamientos tóxicos de los demás.
    Es la lección más importante de mi vida que he tenido que realizar y así es cómo he podido seguir adelante. Me gusto, me quiero y soy feliz. Los problemas si tienen solución se solucionan y si no se asumen.
    Me gusta tu blog. Saludos.

    • Muchas gracias por tu comentarios Ana. No puedo estar más de acuerdo contigo. Soy fiel defensora de dos cosas que me han ayudado a quererme y aceptarme (como tu bien dices); una es la actitud y otra el pensamiento positivo. Fuera los sentimientos de culpa de nuestra vida. Son paralizantes.
      Me alegra muchísimo que te guste el Blog, es un reto complicado al que voy dando forma cada día pasito a pasito.
      Feliz y Positiva semana

Dejar respuesta