Cuantas veces nos quejamos de que nuestros hijos no nos cuentan sus cosas, que se las tenemos que sacar con “saca-corchos”, poco menos que hacerles un tercer grado para conseguir un simple “bien” o “como siempre”.

Pensamos que será la edad, que se ha vuelto más reservado,….. y nos repetimos Mi hijo no me cuenta nada.

Sin embargo detrás de esos silencios y de esas dificultades de comunicación puede haber otros motivos, como la calidad de escucha que hemos ido sembrando nosotros. Porque para escuchar no solo hay que utilizar el sentido del oído, sino también el de la vista porque en la comunicación tiene más peso el lenguaje no verbal que el lenguaje verbal.

 

mejora la calidad de escucha con tu hijo adolescente

 

Por eso cada vez que nos ponemos a hacer la cena, a contestar un email o a preparar la ropa mientras nos están contando algo, no estamos escuchando, simplemente estamos oyendo. Eso lo podemos hacer para temas pocos relevantes (para él no para nosotros), pero nunca para temas importantes para nuestros hijos.

Porque para escuchar de verdad, hay que pararse, mirar a nuestro hijo a los ojos y dedicarle esos minutos que necesita. Cuando algún tema le preocupe hay que “escuchar” no “oir”.

Si te pide que le escuches y tú le das consejos,

interpretará que no respetas su necesidad y sobre todo que le ves incapaz de resolverlo por si mismo.

Si te pide que le escuches y tú le dices que no es para tanto,

interpretará que no respetas sus sentimientos.

Si te pide que le escuches y tú estás en la línea de salida, deseando que llegue tu turno, para abrir tus labios y lanzarte a hablar,

interpretará que en tu cabeza hay tanto diálogo interno que no hay espacio para él.

Lo que tu hijo te pide es solo que le escuches, no tienes que hablar, no tienes que juzgar, solo escucharle,

porque ya sólo eso, habrá  servido para liberar, clarificar y ordenar sus pensamientos, además de sentirse importante y reconocido por ti.

Y cuando termine de hablar y sólo en ese momento, lánzale la siguiente pregunta

¿Cómo te puedo ayudar? O un simple ¿qué necesitas?

Si lo que quiere es un consejo será él quién te lo pida y quién comenzará a escuchar con atención.

Prueba esta herramienta y si te sirve ¡Quédatela!

Y si necesitas o quieres leer más técnicas y consejos que te ayuden a mejorar la comunicación con tu hij@ adolescente, lo tienes todos a un clic aquí

 

Photo credit: Ed Yourdon via Foter.com / CC BY-NC-SA