Eva Diaz; esencia en estado puro

    Eva Diaz; esencia en estado puro

    Hoy inicio una entrevista que significa mucho para mi, en muchos ámbitos, como mujer, como empresaria, como ser humano, como madre ……

    Hace ya unos meses, en un pueblecito de Madrid, conocí a la mujer que hoy os presento. Tuve la enorme fortuna de conocer a un ser humano excepcional, pasional, lleno de energía y diferente; en definitiva, una persona de las que cuando te encuentras en el camino de la vida piensas, qué afortunada he sido.

    Ese fin de semana tenia que dejar a mi familia y a mis hijos para pasar dos jornadas con personas desconocidas. Dejando a un lado cansancio de la semana, el estrés del trabajo y la falta habitual de horas de sueño (frecuentes en mi caso) decidí por asistir a este Encuentro.

    La vida es así oportunidad, ocasión, elección. Y allí conocí a Eva, allí tuve el honor de compartir minutos de vida con una mujer increíble. Y como el destino es caprichoso nuestras vidas, desde aquel fin de semana, no se han separado.

    Si piensas es positividad, en valor, en fortaleza, en espíritu de superación, en energía positiva, en disciplina, en amor propio, en orgullo de pertenencia, en liderazgo, pero sobre todo, en reinvención real, pensarás en Eva Diaz, en especial, después de leer esta entrevista.

    Como Eva me decía, cuando envió el texto de la entrevista con lágrimas en los ojos, hablar de uno mismo es difícil pero hacerlo como lo hace Eva, con esa pasión y autenticidad que la define, lo es aún más…. pero, mi querida Eva, lo has conseguido y sé que todos los que tengan la oportunidad de leer este entrevista van a conocer a un ser humano excepcional.

    Hoy quiero presentaros a una mujer, amiga, compañera de sueños.

    Hoy entrevisto en WOM Experience a

    Eva Diaz; esencia en estado puro


    Mayte, antes de nada, agradecerte la oportunidad de participar en tu blog; te sigo habitualmente y creo que he leído a todas las mujeres que por aquí han pasado. Y estar entre ellas es un privilegio.

    Y, por supuesto, enhorabuena por esta inmensa labor que estás haciendo; eres grande entre las grandes.

    Eva hablamos de ti como ser humano

    Creo sinceramente que las personas somos el resultado de nuestras decisiones; y sobre todo el resultado de cómo nos enfrentamos a los retos de la vida. Como sabes, tuve que enfrentarme a un problema de identidad de género desde mi infancia, que culminé con el cambio de identidad hace un poco más de cuatro años.

    Aunque en mi adolescencia aborrecía de lo que me había tocado vivir, ahora doy gracias por haber tenido que superar algo tan complejo. Tuve que enfrentarme a los prejuicios de la sociedad y de mis padres, a la educación masculina que recibí y a una autoestima llena de lacras y superar todo ello es lo que me marca como ser humano. Porque me enseñó lo importante de la vida, lo importante de ser persona.

    Me enseñó a luchar con toda mi alma por mis sueños, me enseñó que el trabajo duro es la clave del triunfo, y que triunfar no está fuera en lo que digan de ti sino lo que sientas en tu corazón. Me enseñó a escuchar a los demás y a entender que todos viajamos con nuestras mochilas. Me enseñó que cuando vives en positivo te rodeas de personas positivas.

    Pero, sobre todo, me enseñó que lo mas maravilloso de la vida es vivirla; es amanecer cada mañana orgullosas de los que somos y hemos conseguido, conscientes de lo que nos queda por luchar y, sobre todo, sabiendo que la vida si la peleamos puede y será maravillosa

    Sobre tu historia como mujer

    Mi historia como mujer es muy corta, desde febrero de 2015. No me siento capaz de aportar nada de valor Mayte a todas las que lleváis viviendo vuestras vidas como mujer. Aún hoy, sigo aprendiendo a ser mujer y sorprendiéndome por sensaciones y experiencias.

    Pero si me gustaría compartir algo con todas, algo que deberíamos recordarnos todos los días: ser mujer es maravilloso, es un regalo, es una experiencia mágica. He vivido 52 años como hombre en un mundo masculino. No es mejor ni peor, solo distinto. Pero la sensibilidad, las emociones, los sentimientos, la capacidad para cuidar y proteger, para crear vida, la pasión, la vocación de compartir que como mujeres tenemos es, para mi, la esencia de la vida.

    Valoremos nuestra feminidad; desde nuestra capacidad para cuidar a nuestros hijos, hasta nuestra sensibilidad para la belleza. Desde nuestra capacidad de dar y entregar a los demás, hasta nuestra emotividad. Y, por favor, seamos conscientes de algo poderoso: como mujeres somos capaces de alcanzar nuestros objetivos, sean los que sean. Tan capaces de crear una familia, como de liderar grandes empresas.

    Porque en el nuevo mundo tecnológico al que nos enfrentamos las mujeres estamos perfectamente preparadas para incorporar las emociones y los sentimientos, que tan necesarios y claves serán para hacer más humano un mundo tecnológico y digital.

    Cada mañana, cuando amanezco como Eva me siento orgullosa de ser mujer. Y todas deberíamos sentir lo mismo.

    Háblanos de tu vida profesional: retos, ambiciones, fracasos, aciertos

    He tenido la fortuna de desarrollar mi vida profesional en grandes consultoras y siendo parte de Comités de Dirección desde 1999. Y actualmente soy CEO de un maravilloso proyecto que se llama Appogeo Digital.

    No me gusta hablar de fracasos; de hecho, no considero que haya fracasado en todos estos años. Por supuesto me he equivocado, muchísimo. Pero mis errores siempre han sido por arriesgarme a tomar decisiones y por mi carácter ambicioso y pasional. Pero cualquier decisión errónea por esto no son fracasos. O al menos no deberían de ser considerados así.

    ¿Retos? ¿Ambiciones?. TODOS.

    En el fondo de mi corazón soy una persona sanamente ambiciosa, y la vida me ha enseñado que solo si soñamos con lo máximo podemos superar nuestros límites. Por eso, mi gran ambición en estos momentos es enfrentarme al reto de demostrarme a mi misma que puedo ser CEO de una gran empresa y conseguir que Appogeo Digital sea reconocida como una empresa de referencia en España y fuera, en innovación digital.

    La vida me ha enseñado que solo si soñamos con lo máximo podemos superar nuestros límites. #Reinvención #Mujer Clic para tuitear

    Conseguirlo me supone llevar al límite mis capacidades y, sobre todo, desarrollar nuevas. Supone, otra vez, sacar lo mejor de mi misma. Porque sólo lo conseguiré si me rodeo de un equipo extraordinario y liderarlos requiere la humildad para reconocer su valía y ayudarlos a crecer, visión de hacia donde debemos caminar y la fuerza para llevar todo adelante en los malos momentos y tomar las decisiones correctas. Mentiría si digo que no me da vértigo, pero si lo consigo habré cubierto una etapa mas como mujer y directiva.

    Hablemos de las crisis, el emprendimiento, la reinvención…

    ¿Me preguntas por crisis y reinventarse? No tengo recetas mágicas; no tengo fórmulas para salir de una crisis. No tengo la llave del éxito del emprendimiento. No creo que exista.

    Si sé que hay ciertos elementos claves para reinventarse y salir de una crisis. Lo más importante confiar en nosotras; sin fisuras y sin dudas. Conocer nuestras capacidades, nuestros talentos, nuestros anhelos. Pero desde la honestidad con nosotras mismas: sin prejuicios que nos limiten ni autocomplacencia que nos acomode.

    Y, si en esto hay alguna magia, consiste en unir tres palabras: SOÑAR + PASIÓN + TRABAJO.

    Soñar lo que queremos conseguir, lo que deseamos; Pasión en lo que hacemos, en lo que anhelamos, en nosotras y por supuesto Trabajo, sin pausa, sin descanso, sin desmayo.

    Cuando inicié mi transición, me arruiné, perdí todo lo que tenía, perdí mi trabajo, mis comodidades, perdí mis hijos … todo. En aquellos dos años de una dureza extrema, de caer desde una posición de éxito en todos los planos a situaciones de casi no poder comer, solo me salvó trabajar de forma casi compulsiva por mi futuro, la pasión por llegar a ser la mujer que deseaba ser y mi sueño de ser mujer, ejecutiva y madre.

    Si yo lo conseguí, todas podemos

     

    Cuáles son tus inquietudes profundas como mujer madura

    Uffff. Es una pregunta muy compleja que se resume en una única palabra. Mi única inquietud a mi edad es VIVIR. En mayúsculas.

    Hace unos días lo comentaba en un círculo de amigos. He conseguido todo lo que soñaba y más. Podía sentarme a disfrutar del éxito. Pero algo en mi corazón me dice: genial, lo has conseguido ahora vamos a por más.

    Ahora, a mis 56 años, mi única inquietud es levantarme todos los días con unas ganas inmensas de vivir y acostarme con la satisfacción de haber vivido con intensidad.

    Mi inquietud es seguir teniendo sueños, seguir teniendo fuerzas para luchar por ellos, seguir sintiéndome viva y seguir creciendo como mujer, como madre, como amiga, como ejecutiva como ser humano.

    Mayte, si recuerdas el día que nos conocimos te dije que para mi cada día era un sueño cumplido. Mi inquietud es conseguir que mis días no dejen de ser un sueño.

    No entiendo vivir sin soñar y sin luchar por mis sueños.

    Una mujer como tú Eva seguro que tiene muchos y poderosos retos

    Mas allá de mi vida profesional que ya hemos comentado, tengo una aspiración por la que , como sabes, estoy, o debería decir estamos, trabajando.

    Me gustaría ser capaz de aportar valor a nuestra sociedad. Ser capaz de que todo lo que he vivido, toda mi experiencia vital sirva para ayudar a que seamos un poco mejores. Devolver todo lo que he aprendido.

    Estoy trabajando en ForWomen para ayudar al empoderamiento de la mujer, estoy intentando hacer realidad con un grupo de maravillosos amigos una iniciativa que llamamos «Diseñando Sueños» para entre todos ayudar a nuestra juventud y a nuestros líderes a hacer que este mundo nuevo, que no peor, al que nos enfrentamos sea mas humano; me gustaría construir una fundación para contribuir al liderazgo y al empoderamiento de los jóvenes y, aunque con mucha modestia, trabajo en política en mi municipio para aportar mi experiencia.

     

    Cómo resumes tu visión de la vida

    Como mujer, sintámonos orgullosas de ser mujer, de nuestra feminidad. Seamos conscientes de lo maravilloso que es y de lo fuertes que podemos ser.

    Como persona … soñemos. Soñar y trabajar por esos sueños. Si lo hacemos conseguiremos mas de lo que nunca habríamos imaginado. Por que todos somos capaces de alcanzar nuestros sueños.

    Somos mujeres, soñemos y vivamos. Disfrutemos del regalo de cada día. Porque cada día es un tesoro.


    Gracias, gracias siempre Eva.

    Porque tu valentía, impulsa; tu autenticidad demuestra que si se puede y tu reinvención profunda es un faro que ilumina el camino de muchas mujeres. Ole, ole y ole por ti Eva.

    2 Comentarios

    1. Eva. Enhorabuena por tus declaraciones, te hacen grande.
      Tambien yo estoy orgullosa de ser mujer y no morir al
      Intentarlo. Tambien de vivir la vida cada dia.
      A ti Mayte por esta maravillosa entrevista
      Mucha suerte a las dos.

    Dejar respuesta