Ese peligroso animal llamado

Hola queridos,

 

No sé por dónde empezar ni cómo describir mi situación anímica. Estoy entre un condenado a cadena perpetua y un condenado a galeras. No sé si me explico en qué situación se encuentra mi ánimo.

Veréis por qué….

Esto de Ese peligroso animal llamado “Yaque”

El lunes pasado subió la vecina de abajo hecha un león hambriento porque tenía una gotera en su cuarto de baño; gotera que, como os imagináis, provenía del cuarto de baño de las niñas.

Una gotera….

Después de tranquilizar a la buena mujer con una copita de vino – sabemos de su afición por tan gustosa bebida de las juntas de vecinos – le prometimos que sin falta el martes por la mañana llamábamos a nuestro seguro y le arreglábamos todo lo que hubiéramos manchado y/o roto.

Cuando se fue, Toni y yo nos terminamos la botellita de vino (no se fuera a estropear) y ahí fue cuando apareció por primera vez en nuestras vidas ese peligroso animal llamado Yaque”.

Ya que vamos a tener que hacer obra en el baño – dijo mi Toni – podíamos aprovechar y quitar la bañera.

Y Zas… “Yaque” se instala en casa

¡Y zas! Se instaló en nuestra casa. El yaque es un animal muy peligroso que entra en tu vida de una forma muy sutil y silenciosa, disimulando para que no te des cuenta y en un descuido te ha destrozado los ahorros y el sistema nervioso, tanto el central como el periférico.

Veréis cómo:

El martes avisamos al seguro de la casa y a media mañana vino un técnico. Yo llamé al colegio y dije que me había dado un cólico porque “ya que” iba a llegar tarde, mejor no iba.

El diagnóstico del técnico..

El técnico nos hizo el diagnóstico rápido: creía que el problema estaba en la tubería del lavabo pero había que levantar el suelo para asegurarse. Toni rápidamente le habló del “ya que” y el técnico rápidamente estuvo de acuerdo. “Tiene usted razón, caballero. Ya que se meten en obras, mejor aprovechar”.

Dicho y hecho. Llamamos a un amigo de mi suegro (tiene amigos hasta en el infierno) y el jueves por la mañana ya estaban levantando el suelo y quitando la bañera. Efectivamente, había una tubería o cañería (no me acuerdo) picada. La cambiaron y volvió el puñetero yaque.

Ya que estáis, yo os aconsejo cambiar también las del baño grande. Así no os van a dar problemas en el futuro. Cuando empieza una, siguen las demás”. Que yo pensé ¿desde cuándo se comunican entre ellas las cañerías y/o las tuberías? ¿Acaso quedan por las noches, cuando todos nos acostamos y se cuentan sus planes? Ya me las imagino: “pues yo mañana por la mañana pienso reventar y llenar de agua el pasillo” dice una. “Vaya planazo, tía. Te acompaño yo también desde la cocina y ya de paso entramos a recoger a la del baño pequeño” …

El yaque avanza peligrosamente..

El caso es que aceptamos y también nos han levantado el suelo de nuestro baño y “ya que” estamos, hemos decidido cambiar también las del aseo. Cada vez que entro en la cocina pongo un trapo encima del grifo a ver si se olvidan de él y por extensión de las tuberías y/o cañerías de la cocina.

Estado general de mi casa este domingo 😱

El caso es queridos que hoy domingo esta es la situación en la que se encuentra mi casa: tengo los tres baños sin suelo. El de las niñas tampoco tiene bañera porque ya que hemos quitado la bañera también estamos alicatando las paredes… y haciendo un armario empotrado para guardar las toallas.

Entonces, nos duchamos TODOS en nuestro baño, incluido “el chino” que tenemos en casa. Los dientes se los lavan en el fregadero de la cocina porque en el aseo no hay lavabo y mientras los pequeños se lavan los dientes, los mayores nos duchamos o hacemos lo que tenemos que hacer. Creo que en un cuartel hay un poco más de intimidad que en el baño de mi casa.

Ayer, sin ir más lejos, no hubo manera de pillar el baño vacío antes de ir a trabajar y tuve que suplicar a la profesora de los MEO que me dejara utilizar un baño. Si no, no sé qué hubiera montado yo en plena calle.

En fin, mucho cuidado con los “yaque” porque ya veis lo peligrosos que son.

Por cierto, ya que estamos metidos en gastos, me he sacado un bono de 10 para hacerme un tratamiento para darme luminosidad en la cara. Y ya que voy, también me he sacado otro bono de 10 para la sauna y tratamiento anticelulítico.

Ya que estamos….

 

Feliz semana,

 

Compartir
Artículo anteriorPoncelet Cheese Bar, para los adictos al queso
Artículo siguienteEl labial perfecto para estas Navidades
Durante años he sido Jefe de Desarrollo de Proyectos en Tesauro. Por mis manos pasaron muchos guiones de cine y televisión, nacionales e internacionales y ahí nació mi pasión por el cine y por la escritura de guión. Escribo porque es una necesidad: cualquier tema y cualquier excusa es buena para dejar volar la imaginación y plasmar historias en un papel. Hace un tiempo creé VÍMELO PRODUCCIONES, una productora y agencia de comunicación. Además, colaboro como guionista con BLUEBERRY STUDIOS y con LINCEO PRODUCCIONES. Soy optimista y espero arrancar de vez en cuando una sonrisa cuando leáis este blog. Sed felices.

3 Comentarios

Dejar respuesta