Emprender o no Emprender

“This is the question”.

 

EMPRENDER O NO EMPRENDER THAT IS THE QUESTION

Una vez pasas la barrera de los 40, todo se complica profesionalmente y si eres mujer, un poquito más, cuando en realidad es la edad en que las mujeres empezamos a florecer. Muchas con hijos ya criados o en camino de estarlo, otras con la determinación de haber elegido no tenerlos, con una experiencia profesional sobradamente demostrada, con la cabeza muy bien amueblada respecto a lo que queremos y sobretodo lo que no queremos en nuestra vida, con alguna caída a nuestras espaldas que nos ha dotado de grandes experiencias y por todo ello y algunas cosas más que no hace falta enumerar, porque ya las sabes, preparadas para decidir en que queremos o no desarrollarnos profesionalmente.

Entonces ocurre que estamos en un momento económico en el que emprender está de moda y… ¡tonto el que no emprenda!. No hacemos más que escuchar mensajes del tipo “Si no tienes trabajo, créalo” ,”Sé tu propio jefe”,”Inventa tu trabajo”, etc. etc.

 

Y con todo este panorama se nos presenta el dilema

¿Debo o no emprender?

Soy Coach formada y certificada por dos escuelas americanas ICF y CTI, empresaria desde los 21 años, mentora de profesionales y PYMES, y a pesar de todo esto debo reconocer que no me gusta el sistema americano de “Go! Go! Go!”, en el que todo es fácil si quieres (cuanto daño ha hecho “El Secreto”), pienso que mucho “go” pero ¿hacia adónde go? Por todo lo que te expongo voy a mirar de desentrañar que necesitas para emprender, que tienes que meter en la maleta del emprendimiento, tus imprescindibles para emprender, construir empezando por los cimientos.

Vamos allá:

En el apartado de prioritarios te diré que en primer lugar debes conocer a fondo el negocio que quieres explotar. Conocer tu mercado es imprescindible, no puedes imaginar, debes saber. Deberás responder a preguntas del tipo

  • ¿Puedo fabricar/dar servicio?
  • ¿Existe demanda?
  • ¿Soy competitiv@?

A veces hay productos que sólo nos interesan a nosotr@s. Es verdad que innovar es un valor pero para tirarte a la piscina mira que esta tenga agua, mucha o poca, clara o turbia, pero agua, siempre amortigua el golpe.

existe demanda preguntas para emprender o no emprende

 

Después de estudiar la viabilidad de tu proyecto, debes hacer un análisis de la financiación necesaria para llevarlo a cabo. Muchos proyectos mueren porque no les han dado tiempo de recorrido. Olvídate de empezar a generar beneficios desde el momento que levantes la persiana, si esto ocurre ¡Bingo! pero mejor cuenta que no va a ser así. En términos generales siempre se habla de un año para cubrir gastos y de tres para amortizar la inversión. Es cierto que hoy hay negocios que generan beneficios en muy poco tiempo pero sé prudente y ponte en la media o en lo peor y durante ese tiempo tienes que resistir. Deberás contar con:

  • Estudio de inversión inicial.
  • Gastos fijos mensuales.
  • Gastos totales para el primer año (según el caso).

Aquí tampoco fabules, si necesitas un local, mira la zona que deseas, lo mismo maquinaria, permisos, obligaciones fiscales, etc.

Después de estos dos imprescindibles deberás contar además con entrenar tu resiliencia, el caer y levantarse de toda la vida. Normalmente en la vida recibimos más noes que síes, así que en esta aventura no va a ser diferente. ¡Entrénate!

Tampoco pueden faltarte habilidades de comunicación. Necesitas comunicar tu proyecto tanto a posibles clientes, colaboradores y en redes sociales. Aprende a hacerlo de una manera eficaz y no te olvides de aprender a escuchar, es la primera competencia que debes desarrollar, es la que te permitirá aprender las demás, sin esta, ¡olvídate! Necesitarás escuchar que demandan tus clientes, proveedores, entorno, equipo y sobretodo que te está diciendo la vida sobre tu proyecto.

La gestión del tiempo (en este link encontrarás un manual de gestión del tiempo de Andalucía Emprende que puede servirte) también será una competencia que debes tener muy en cuenta. En ocasiones la gente cuando no tiene un jefe encima se despista o al contrario se convierte en un workaholic y ni tanto ni tan calvo, no hace falta sólo debes aprender a gestionarlo bien.

Otra competencia que debes desarrollar sin duda es el networking. Si no sabes debes aprender, perder la vergüenza, saber como explotar tus contactos actuales y como expandirte a nuevos. Todo tiene su técnica y el networking no es diferente.

 

Estamos ante un nuevo paradigma laboral, no existen islas.

 

Crea sinergias y trabaja en equipo, la interconexión es lo que impera. No necesitas tener socios pero si a otr@s profesionales que te complementen y tú a ell@s. Para desarrollar esta competencia te será imprescindible la Inteligencia Interpersonal.

Networking para emprender o no emprender 

La creatividad es otro de los imprescindibles. Está bien que modeles a los grandes, un estilo de negocio, pero innova, crea, haz cosas diferentes, es lo que te hará únic@.

 La Inteligencia Intrapersonal te hará conocerte, saber cuales son tus puntos fuertes y tus debilidades, conocer tus talentos y tus áreas a mejorar. Con la identificación te llegará el permiso, sabrás ponerle nombre a lo que te ocurre y porqué te ocurre. Te ayudará a ver cuando te estas desenfocando y que es lo que te motiva. A toda persona que quiere iniciarse en el desarrollo personal siempre recomiendo el Eneagrama porque es una herramienta muy útil de autonocimiento a la vez que extrapolable para conocer a los demás, te ayudará con clientes, colegas, etc. 

No te puedes olvidar de las Redes Sociales y nuevas tecnologías, te abren nuevas posibilidades de numerosos modelos de negocio virtuales. como la venta online, generar ingresos residuales, capción de clientes potenciales fuera de tu ámbito de actuación próximo, etc. y herramientas que te ayudan a rentabilizar tu tiempo e inversión para obtener contacto con tu público con menos inversión, modelos de publicidad más innovadores, etc. Prohibido decir “no sé”, “no las conozco”, “soy de otra generación”.

Testar que espacio de trabajo necesitas. “Los tiempos cambian que es una barbaridad” que dice la canción. En muchas ocasiones no necesitarás un espacio físico al uso, tan sólo buena tecnología y en otros el coworking es una magnífica solución que además de abaratar costes te permite estar en contacto con otros profesionales.

Y debes estar siempre realizando formación continúa. No puedes ponerte excusas de falta de tiempo o de recursos económicos. El tiempo que dediques a formarte es también parte de tu trabajo y los recursos económicos, si no cuentas con ellos, tienen numerosas soluciones, desde la de cambiar el concepto de gastos por inversión en formación por lo que contratar a un profesional te hará ahorrar tiempo y energías, además de numerosos errores de base, hasta saber que hay numerosos ayuntamientos, comunidades autónomas, asociaciones empresariales, etc. que ofrecen gratuitamente formación de gran calidad. La distancia tampoco es una excusa ya que no debes obviar formarte online.

Si desarrollas estas competencias o ya las posees tu línea de salida estará por delante de otr@s emprendedores y el camino será no más fácil, pero si menos dificultoso.

Espero que te haya servido esta pequeña guía para decidirte a emprender o no, lo que si quiero decirte y que es casi lo más importante de lo aquí escrito es que si has leído este post y no te he convencido de que no emprendas, ¡adelante! tienes el gen emprendedor y estás preparad@ para hacerlo.

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorEsos kilitos de sobra
Artículo siguienteLidera tu vida
Soy Emprendedora, Life Coach, Formadora, especialista en Impuls Expert para Autónomos, Emprendedores, Pymes y Profesionales Liberales. Me defino como Coach de Vida y de Proyectos.Empresaria desde los 21 años siempre trabajando con personas, primero en entornos corporativos y posteriormente en sociales. Experta en Coaching y Life Management, Graduate Co-Active Coach Program por The Coaches Training Institute, certificada como CPCC por The Coaches Training Institute, acreditada ACC por ICF Global, formada en Inteligencia Emocional y también en Introductorio de PNL en el Instituto Gestalt. En constante formación para poder aportar cada vez más valor a mis clientes.

1 Comentario

Dejar respuesta