Hoy quiero hablarte de la esencia de este Blog, de mi esencia en los últimos años de Reinvención, de una fuerza poderosa capaz de cambiar tu vida. Hoy quiero hablarte de la transformación interior y de la fuerza de los pensamientos positivos en nuestra vida.

El sustrato del Carisma y el Pensamiento Positivo

Junto a mi querido Julián Gutiérrez Conde, volvemos a profundizar sobre el Carisma. En este caso bajo la perspectiva de la Inteligencia Relacional.

Julián da en la diana, como experto que es. Una diana centrada en nuestro interior, porque sólo un ser carismático puede llegar a serlo trabajando su interior.

En una de las recientes lecturas en la que estoy inmersa “El hombre más rico del mundo” de Rafael Vidac habla precisamente de esa capacidad del ser humano de recomponerse y “triunfar” desde el interior.

CARISMA Y PENSAMIENTO POSITIVO

¿Cómo conseguir esa transformación interior que te lleve a ser un ser carismático?

Te detallo algunos aspectos a tener en cuenta:

  • Debes tener un método o buscar a personas expertas que te ayuden a identificarlo para lograr la mayor riqueza para ti, que no significa que no haya nadie más rico que tu, sino que no habrá nadie que tenga el tipo de riqueza precisa y perfecta que tu necesitas para disponer de toda la plenitud que mereces.
  • Superar las crisis es parte del camino. Necesitamos experimentar la ceguera para poder comprenderla y abrirnos paso y valorar la nueva luz.
  • Tu plan requiere objetivos que seguro van a implicar cambios en tu vida. Ten siempre en cuenta que el objetivo real no es el objetivo sino la persona en que debes convertirte para conseguirlo.
  • Lo que llamamos “suerte” es la consecuencia final de todas nuestras acciones del pasado. No sólo lo que haces determina tu suerte sino también lo que sientes y lo que piensas. De ahí la importancia de trabajar el pensamiento positivo.

 

El Sustrato del Carisma por Julian Gutierrez Conde 

El Carisma no es una cualidad exterior sino algo que surge del interior de las personas y que contamina el entorno en el que se mueven.

El Carisma sólo tiene posibilidad de existir si existen otras personas. Tiene, por lo tanto un fundamento esencialmente relacional. Sólo si existen otros, existen posibilidades de que el Carisma pueda tomar vida.

El Carisma, si quiere nacer, debe encontrar un sustrato personal que permita generar opciones que surgen de nuestro interior. El Carisma más poderoso es aquel que surge de una forma de entender y afrontar la vida.

El Carisma depende de la Inteligencia Relacional y ese “segundo cerebro” no está necesariamente conectado con el nivel de conocimientos o de formación que se albergan en el Cerebro Relacional.

El primer paso de alguien carismático es la transformación interior, para conseguir el logro de ver a los demás como una oportunidad y no como un problema. Quien visualiza de forma positiva a los demás, emite un flujo de Energía capaz de contaminar el entorno en que se desenvuelve, facilitando la conexión proactiva entre las Personas.

Si quieres aumentar tu Carisma oculto, no busques milagros y comienza por tí mismo; concéntrate en lograr tu transformación interior para encontrarte. Pero no busque “como eres” sino “cómo puedes ser”; porque sólo eso te abrirá las puertas para descubrir el Poder de Tu Mejor Yo; ese que se encuentra escondido en tu interior.

El entrenamiento en las herramientas de Carisma será mucho más eficaz si se asienta sobre el terreno abonado y fértil de la Predisposición Positiva.  Si eres capaz de superar esa Primera Gran Batalla, el resto de habilidades crecerán con facilidad a tu lado, pero si no superas esa barrera todo tu esfuerzo en desarrollar habilidades será estéril.

cómo ser un ser carismático

 

¿Quieres conseguir lo que mereces? ¿Estás de acuerdo en nuestro planteamiento sobre el carisma? ¿Quieres disponer de herramientas que te ayuden a conseguir la vida que mereces?

 

6 Comentarios

Dejar respuesta