Credibilidad. La clave de tu liderazgo

Credibilidad. La clave de tu liderazgo

¿Te has parado a pensar si los demás creen en ti?

¡Ya estamos aquí nuevamente amig@s! Apurando los últimos meses del año. Sí, parece mentira ha llegado noviembre y con él el frío y pronto el invierno puro. No sé qué tiene este otoño pero a mí me encuentra algo más cansada de lo normal. ¿Será el cambio de hora o las actividades que van pasando factura? Estoy algo más pensativa y reflexiva que de costumbre y sobre todo con el tema del desarrollo personal. Como ya me conocéis y sabéis que soy bastante inquieta, estas últimas semanas para ampliar mi formación, he seguido un training sobre mejora de marca en LinkedIn y otro acerca de lanzamiento profesional on line de servicios y productos.

Te has parado a pensar si los demás creen en ti

Hay algo que me ha llamado mucho la atención en ambos y además coincidente, si no proyectamos confianza y credibilidad no vamos a conseguir que nuestros servicios y negocios vayan a ninguna parte. Ya podemos tener el lanzamiento y la difusión más espectacular de nuestro negocio, un producto estrella que solucione las necesidades de muchas personas, un curso diseñado para determinados profesionales en el momento preciso, pero… si no hemos llegado a ganarnos la confianza de nuestro público/clientes/colaboradores y no ofrecemos credibilidad todo esto no es más que un espejismo.

Credibilidad. La clave de tu liderazgo

Lo que determina el éxito o fracaso de muchos negocios y profesionales es la credibilidad. Tener una buena reputación es uno de los pilares imprescindibles para el éxito.. ¿Por qué preferimos un determinado médico, profesor, comunicador? Porque confiamos en ese profesional. Porque tiene una reputación, porque nos inspira confianza. Para que la gente esté dispuesta a seguirnos, a tenernos en sus círculos y relaciones, primero tiene que estar segura de que merecemos su confianza. En definitiva, que somos creíbles.

“Las personas sin credibilidad ni recursos no suelen conseguir el impulso que necesitan para lanzar sus ideas al mundo.”

Seth Godin

 

Las personas sin credibilidad ni recursos no suelen conseguir el impulso que necesitan para lanzar sus ideas al mundo.” Seth Godin #comunicación #liderazgo Clic para tuitear

La gente con la que te relacionas trata de saber si eres capaz de cumplir con tu palabra y si le estás contando algo que no es verdad.  Por eso, hemos de aprovechar todas las circunstancias posibles cuando conversamos, para demostrar que decimos siempre la verdad.

Con los tiempos que corren tan convulsos, en los que las fake news están a la orden del día, en los que en el liderazgo se pronuncian unas palabras que luego no se ajustan a los hechos y  donde lo que se dice hoy, mañana tiene otra versión y no sabemos qué creer, y  me pongo precisamente a hablar de credibilidad. ¡Vaya tema!

Os comparto algo que me ha pasado hace unos meses. Estaba reunida estableciendo un plan de comunicación con una empresa y definiendo cuáles serían los puntos clave para lograr llegar a determinada audiencia. Todos participando…vamos a hacer tal, vamos a hacer otra cosa y esto y lo otro… y yo que soy bastante intuitiva y realista me paro a pensar ¿y esto va a ser verdad? Pues finalmente me encontré que “donde dije digo, digo diego” Menos mal que no siempre es así. Pero os puedo asegurar que la decepción fue grande dada la imagen que tenía formada de dicha entidad.  ¿Cuál es el resultado? Que la credibilidad queda bajo mínimos y que en lo sucesivo tendrás la mínima relación profesional.

No sé si os sonara pero ¿os habéis encontrado con alguien que habla del mismo proyecto todo el tiempo, pero nunca ha hecho algo para llevarlo a la realidad? Si tenemos un proyecto o negocio interesante, es bueno compartirlo y hablar de él con otras personas afines, porque de esa manera tendremos una perspectiva distinta a la nuestra. Después, deja de hablar y dedícate a llevarlo a la realidad. Porque aparte de hablar es necesario ponerse manos a la obra, actuar. Además de sentirte muy satisfecho contigo mismo, te dará credibilidad frente a los demás, pues sabrán que cuando hablas de algo, no es sólo porque lo puedes expresar y compartir, sino que además eres capaz de llevarlo a la práctica. O dicho de otro modo, lo que dices y lo que haces están en consonancia.

La credibilidad no es algo instantáneo, algo que llega de inmediato, no nace de la nada ni tampoco se gana de forma automática al obtener un diploma en la universidad, por el contrario es algo que se va cultivando según vayamos desempeñando nuestra labor en el ámbito profesional. En la mayoría de los casos, nosotros somos nuestra empresa y tenemos que estar convencidos de que somos el tipo de persona con el que nuestro cliente, socio, colaborador va a querer hacer negocios. ¿Por qué? Por nuestra credibilidad. Cuando emprendes y tu marca eres tú, la gente tiene que poder confiar en ti para comprar tu producto o servicio. Nos gusta establecer relaciones con personas que nos aportan seguridad, aquellos que nos aportan soluciones, a los que consideramos honestos y sinceros.

10 recomendaciones para reforzar tu credibilidad

Todas las cuestiones y temas que van unidos a la confianza, congruencia, integridad y credibilidad son de especial importancia para que una persona sea valiosa y respetada. Son valores muy importantes para nuestro liderazgo y el éxito. Si yo no muestro confianza y seguridad, será complicado que la gente me quiera apoyar y seguir mi proyecto. Si yo establezco un compromiso y no lo cumplo, mi credibilidad va a deteriorarse y quedar por los suelos. Por eso podemos afirmar que la credibilidad de una persona se construye cumpliendo los compromisos. No solamente cuando asumo un compromiso con mi trabajo, sino cuando me comprometo con la sinceridad, con la verdad, no contando falsedades, ni hablando mal a espaldas de la gente. Difícil ¿verdad? Pues si a esto le sumo, tener la valentía de reconocer mis errores y pedir disculpas ya es todo un logro. Como para tomarlo en serio. Es un privilegio contar con personas que respetan el compromiso de lo que dicen. Así que, ¿te has parado a pensar si eres creíble? Deja que tu trabajo hable por sí mismo

10 recomendaciones para reforzar tu credibilidad

Cuando tenemos nuestro propio negocio o servicio, ser diferentes no va a ser suficiente; ganar la atención y la confianza se ha convertido en el principal objetivo de los emprendedores para poder reforzar su imagen en este nuevo entorno tan competitivo.

10 recomendaciones para reforzar tu credibilidad #comunicación #liderazgo #emprendedora Clic para tuitear

En esta vida tan competitiva no sólo es importante serlo también se necesita demostrarlo. La credibilidad pasa por tener una gran idea, pero también por otras herramientas importantes:

👉 Tu compromiso y palabra son indiscutibles

El compromiso debe ser absoluto durante el desempeño del trabajo. La forma más rápida y sencilla de perder credibilidad es faltando a una promesa o palabra que hayas acordado con tu cliente, proveedor o contacto. Cuida los detalles, no querrás terminar fallándole a alguien y contribuyendo a que quienes tengan dudas de ti refuercen esta imagen. Asume la responsabilidad de tus acciones y no pongas pretextos

“Elige lo que mejor sabes hacer y prepárate todos los días”

👉 Sé honesto

No tengas dudas, tu credibilidad quedará en entredicho al instante por la deshonestidad. Mentir no es una opción que debas contemplar, y tampoco lo serán proporcionar información o comentarios fuera de contexto. Cuando una persona está realmente convencida de algo, lo dice rápidamente, sin demoras..

👉 Escucha a los demás y reconoce los méritos

En vez de acaparar las conversaciones, trata de aprender a escuchar. Esto demuestra que estás dispuesto a aprender y aceptar las opiniones de otros. Reconocer los méritos de los demás no solo cuando son evidentes, proyecta credibilidad y buen criterio.

👉 Crea una red de contactos que tengan credibilidad

Rodéate de gente que refuerce la idea de que tienes un proyecto serio. Puede ser una buena idea traer a tu equipo de trabajo a gente experimentada o inclusive utilizar cualquier contacto de amigos que puedan hablar bien de ti ante otros.

👉 Cuida tu reputación

Tú y sólo tú eres el responsable de tu comportamiento. Si haces algo que afecte tu reputación, tu proyecto o negocio pueden verse afectados y correr peligro. Si lo que una persona cuenta no se corresponde con lo que los demás ven, no resultará una persona creíble y tiene que hacer una reflexión acerca de su marca personal.

cuida tu reputación

👉 Trabaja con objetividad

Es muy importante eliminar o no tratar temas delicados o temas de discusión que no pertenecen a tu proyecto y no están directamente relacionados con el cumplimiento de tus metas. Tu prioridad es concentrar tu energía y recursos en sólo aquellas tareas y activos que te ayudan a alcanzar tus metas.

👉 Se coherente con lo que haces y dices

Ten muy presente que toda acción tiene un efecto y deja huella. Todo proyecto necesita alguien motivado y que pueda servir de guía.  Demuestra que es posible cumplir con los objetivos y así darás ejemplo. La puntualidad en los plazos de entrega, en pagos y gestiones juega un importante papel en este sentido.

👉 Demuestra humildad

No nacemos sabiendo de todo. En el transcurso de nuestro día a día, es posible que tengamos que admitir nuestro desconocimiento sobre algún tema. En lugar de arriesgarte a dar información errónea, admite cuando no sepas algo. Un auténtico «no sé» puede hacer más de lo que imaginas por tu credibilidad. Una persona realmente creíble sabe quién es, cuál es su lugar y no tratará de hablar como quien no es

👉 Sé excelente

Pon tus cinco sentidos y aporta lo mejor de ti en todo lo que hagas. La única diferencia entre hacerlo bien y hacerlo excelente está en querer destacar. Ten la disciplina suficiente para estar motivado, ser productivo y excelente.

👉 Se responsable de tus resultados

Existe un equilibrio entre la vida personal y la profesional, pero por eso no hay que dejar de prestar atención a las tareas importantes del proyecto. Nadie puede hacerse cargo de tus resultados, actitudes y comportamientos.

“Eres lo que haces y lo que piensas. Las dos cosas, y si no son compatibles, no eres creíble”

Walter Riso

¿Cuáles son las principales claves para garantizar la credibilidad de un negocio?

Una de las mayores preocupaciones cuando comenzamos un proyecto, un negocio o bien ofrecemos un servicio, es pensar en qué cosas tenemos que hacer para poder ganar credibilidad y reputación en el entorno donde nos deseamos posicionar, ya que las personas generalmente buscan productos y servicios expertos específicamente en un área con lo que nos vemos obligados a tener que destacar sobre los demás si queremos alcanzar nuestros objetivos.

En el entorno de los clientes, suelen existir dudas si el negocio o servicio está comenzando debido en parte por la falta de experiencia que aparentemente pueda existir. Tomando en cuenta esto, debemos prestar mucha atención a la seguridad que tengamos en nuestro propio negocio.

¿Cuáles son las principales claves para garantizar la credibilidad de un negocio? #liderazgo #emprender #comunicación Clic para tuitear

Si nuestro negocio se dirige a un tema específico, nuestra experiencia podrá aportarnos una gran credibilidad con la finalidad de poder cubrir las necesidades de nuestros clientes. Otro punto igualmente importante es la formación ya que las personas cuando necesitan resolver un problema, generalmente buscarán a personas con una formación demostrable a diferencia de  otras personas que no lo están.

A la hora de buscar obtener credibilidad, los testimonios también son muy importantes para un negocio, con ellos podremos tener un importante historial de éxitos que nos ayudarán a conseguir clientes y a su vez que ellos aumenten el interés de otros potenciales clientes. Con los testimonios podremos lograr que nuestro negocio obtenga credibilidad con mayor facilidad, en este sentido deberemos trabajar en ofrecer excelente calidad en nuestro servicio.

Cuáles son las principales claves para garantizar la credibilidad de un negocio

Vamos a ver un poco más en detalle cada uno de estos apartados:

📌 Experiencia

Tu propia experiencia en un tema en particular te aporta muchísima credibilidad y te ayuda a apoyar y echar una mano a los demás que están en la misma situación. Tu historia personal es clave para darte credibilidad. Tu propia trayectoria es una experiencia que puede atraer a las personas que quieren hacer lo mismo y se sienten identificadas contigo. Si tú eres un ponente de reconocido prestigio y alguien quiere ser ponente se fijará en ti y tu experiencia, si eres un buen orador y has impartido muchas conferencias, te contratarán por tu experiencia, no te estás inventando nada, es la vida misma. A la hora de posicionarte si una persona se identifica con tu trayectoria, confiará antes en ti.

📌 Formación

Aunque parezca muy obvio, la formación te da credibilidad y genera confianza por la simple razón de que has aprendido ciertos conocimientos específicos que pueden ayudar a tus clientes. Si buscas ayuda confiarás más en alguien formado que en alguien que no lo está. Párate a pensar y presta atención,  no vayas empezar a formarte sin ton ni son y acumular título tras título. La formación es importante siempre que tengas claro tu objetivo y para qué lo quieres. Tampoco caigas en el común error de hablar de ti y solo de ti y de tus formaciones, porque a tus clientes lo que de verdad les interesa es qué puedes hacer por ellos, no cuantos cursos y doctorados tienes.

“Necesitas que los demás vean en ti a ese profesional que puede proporcionarles lo que demandan”

📌  Especialización

Aunque hay mucha controversia en relación con este tema,  cuanto más te especialices en algo o en un grupo concreto de personas, más fácil te resultará sobresalir, destacar, posicionarte y obtener más por tus servicios. Tendrás que hacer algo distinto para diferenciarte. El estar especializado en un tema o en un grupo específico hace que ese grupo inmediatamente te prefiera a ti. ¿Quién no quiere a alguien especialista en él? Si quieres dedicarte a dar conferencias, ¿quién te llamará más la atención, una asesor para cualquier tipo de negocio o alguien especialista en comunicación y oratoria? En un mundo sobresaturado de información, la especialización es poder.

📌 Testimonios

Si tienes pruebas de clientes a los que has ayudado a conseguir sus objetivos, eso te proporciona una credibilidad inmediata. Este es probablemente el punto más importante de todos y con el cual el resto pierde hasta su importancia. Por supuesto, siempre hay personas que piensan que te puedes inventar los testimonios y por eso se recomienda que tengan nombre completo, foto, etc.

Los humanos somos animales sociales, así que tendemos a repetir acciones que otras personas realizan. Estamos condicionados instintivamente a seguir las acciones de nuestros semejantes. Así que, corroborar por medio de testimonios que varias personas han utilizado nuestro servicio o producto, incita a los demás a hacer lo mismo.

El haber ayudado a otras personas que estaban en la misma situación es la prueba final de que eres un buen profesional. Tener buenos testimonios hace que la formación pase a un segundo plano, porque lo que tus clientes potenciales de verdad quieren es que les ayudes a conseguir su objetivo, y si se lo demuestras con hechos reales no hay mejor prueba.

¿Y cómo conseguir testimonios? Pues siendo un buen profesional, porque la verdadera clave de todo, es ser muy bueno en lo que haces.

cómo conseguir testimonios

Cómo proyectar credibilidad en tu comunicación

Como ya hemos dicho en anteriores publicaciones, nuestra comunicación y el lenguaje que empleamos, es uno de los mejores instrumentos de los que disponemos para alcanzar cualquier objetivo que nos hayamos marcado. Y es que carece de sentido aparentar algo que no somos si cuando comunicamos no podemos captar la atención de nuestro cliente, interlocutor o nuestra audiencia.

“Si exigimos a los demás coherencia, respeto y responsabilidad también hemos de demostrar estos mismos valores”

A través de la conversación convencemos, comentamos, opinamos, obtenemos información, nos entrenemos, etc. Es fundamental saber expresarnos, exponer y expresar las ideas con claridad, siguiendo un orden para que puedan entendernos con facilidad. Recibir la información, entenderla y asimilarla depende de saber llevar una secuencia que esté organizada. Saber qué decir y qué no debemos decir según la persona con quien estemos. Nuestra conversación no va a ser la misma si tratamos por ejemplo con un cliente que con un amigo.

Mostrar nuestro conocimiento va a ser indispensable, tenemos que saber de qué hablamos, estar documentados, basarnos en datos, tener argumentos. Además nuestra comunicación ha de ser sencilla y con frases ordenadas, que nuestro oyente comprenda nuestro mensaje. Cuidado con emplear un vocabulario técnico y poco comprensible, conseguiremos que la gente desconecte y que se vayan sin haber entendido nada.

Cómo proyectar credibilidad en tu #comunicación #liderazgo #emprendedora Clic para tuitear

Por el contrario, la charlatanería, el cotilleo y rumorología, hace que perdamos la confianza en las personas que lo practican. Los chismosos son muy poco atractivos e imprudentes. Los chismes afectan la calidad de vida social y debilitan tus valores. Si participas en chismes en la oficina, tus compañeros pensarán que también hablas de ellos a sus espaldas y tu credibilidad se verá gravemente afectada. En definitiva,  los chismosos son poco o nada creíbles.

¿Cómo puedes conseguir que  tus interlocutores se sientan cómodos hablando contigo y además consigas reforzar tu credibilidad? Te comparto algunas sugerencias y frases que puedes utilizar para que la conversación sea un éxito y además tengas la posibilidad de reforzar tu credibilidad:

Cómo proyectar credibilidad en tu comunicación

🔊«Si me permites, voy a presentarme. Soy…»

No se trata de contar todo tu currículo, tu negocio o proyecto en 5 10 minutos en los que puedes cansar. Se trata de hacer un buen “elevator pitch” en el que presentarnos y contar quiénes somos, nuestra trayectoria, situación actual y qué necesidad o problema resolvemos. Además de reforzar la confianza en nosotros mismos,  ganaremos credibilidad con nuestros interlocutores (que, a partir de esta presentación, nos conocerán un poco mejor).

🔊«Entiendo»

Demostrar empatía es un rasgo sumamente importante porque demuestra que no solo nos interesamos en nosotros mismos, sino que nos importa lo que sucede a las personas que nos rodean. Percibirán que comprendemos lo que nos cuentan y que, además, les estamos prestando atención.

🔊 “Las ventajas que vas a encontrar en…»

Para ganar la confianza en los demás, es necesario que sepan que vamos a aportar soluciones o un valor añadido que pueda resultar útil, que tengan la convicción  que estamos pensando en sus intereses.

Especialmente si se trata de una reunión en la que estamos presentando nuestras cualidades profesionales, Asegúrate de comunicar a tu interlocutor cómo se beneficiará de tus acciones,  esto es especialmente

importante si estás en una reunión para presentar un proyecto, un producto o tu servicio. Estás ahí para ayudar y dar lo mejor de ti para conseguir que ahorren dinero, tiempo, incrementar su visibilidad la productividad, mejorar su imagen de marca, etc.

“Tú eres tu mayor representante: confía en lo que dices” #comunicación #emprendedora #marcapersonal Clic para tuitear

🔊 «Los datos muestran que…»

No hay nada mejor que basar nuestras afirmaciones en estadísticas, investigaciones actuales, datos contrastados, etc. si lo que queremos es demostrar nuestro conocimiento sobre un tema.  Si piensas que tu experiencia u opinión no son suficientes para infundir confianza en tu interlocutor, asegúrate de presentar hechos, cifras y números para argumentar tu discurso.

🔊 «Sí» o bien «Lo haré»

No en todos los casos, pero dar una respuesta afirmativa cuando otras personas la necesitan y están solicitando tu ayuda es una muy buena estrategia para ganar confianza y conseguir llevar adelante un proyecto determinado.

Aunque no siempre va a ser posible, debemos evitar las respuestas que demuestren que no nos apetece hacer algo, como «estoy muy ocupado, pero lo intentaré”, o aquellas en las que demostremos que no estamos seguros de saber hacer ese trabajo, como «Veré lo que puedo hacer».

🔊 «Nuestros resultados no dejan lugar a dudas»

Mostrar pruebas que demuestren nuestros buenos resultados en trabajos anteriores y similares a los que queremos realizar, es la mejor llave para generar confianza. Aprende a reconocer los logros de tu empresa y de tu carrera. Incluso los logros más pequeños se pueden reconocer si están relacionados con la construcción de la credibilidad.

🔊 «A mí también me preocupa este tema porque…»

Hay que demostrar a nuestro interlocutor que estamos informados de los temas que le conciernen y dar una explicación de porqué nos interesa a nosotros también.  Si es posible, podemos compartir una escueta historia personal relacionada con el tema en cuestión para darle credibilidad a nuestro interés y no dar a entender que estamos “haciendo la pelota”

🔊 “Gracias”

Utilizar palabras sencillas de agradecimiento y educadas, ayudan a la persona a generar emociones positivas, sentar las bases de la confianza y reforzar la credibilidad. “Gracias por dedicarme tu tiempo” “Estoy muy agradecido de que hayas venido a esta reunión/presentación/evento” pueden ser ejemplos que pongan de manifiesto tu agradecimiento

En definitiva mi comunicación tiene que aportar:

  • Claridad: Hago simple lo complejo
  • Apertura: Estoy disponible y cercano
  • Naturalidad: Soy yo mismo sin ninguna máscara
  • Pasión: Conecto desde la emoción
  • Credibilidad: Inspiro confianza y respeto
  • Humor: Acorto las distancias
  • Humildad: Yo no soy el protagonista

La credibilidad representa un compromiso de trabajar de forma responsable y profesional, que contribuye a generar la confianza necesaria para comenzar y desarrollar cualquier tipo de vínculo con otras personas o entidades ¿Cuáles  piensas que son las herramientas para reforzarla? ¿Has pensado alguna vez que no eras suficientemente creíble?

Me gustaría que compartieses tu experiencia.

Si has llegado hasta aquí ¡Gracias por leerme!

Compartir
Artículo anteriorOtro susto en Halloween
Artículo siguiente¿Es bueno llenar las agendas de nuestros hijos?
Profesional especializada en Netiqueta, Redes Sociales, Comunicación 2.0 Protocolo Social, Protocolo Institucional y Marca Personal Siempre en modo aprendizaje. Considero la comunicación, un factor decisivo para la conexión entre las personas y para generar satisfacción Me gusta pensar que siempre hay personas a las que les pueden interesar tus aportaciones y que hay alguien que conversa contigo en cada interacción. Trabajo intensamente en este aspecto, el feedback me resulta imprescindible. Mi misión es aportar un servicio profesional enfocado a obtener mayor visibilidad, establecer nuevas conexiones y mejorar las relaciones de los equipos, poniendo en práctica el uso de la marca digital través de redes sociales y una comunicación 2.0 efectiva basada en el protocolo social, protocolo institucional, la Netiqueta y la negociación.

No hay comentarios

Dejar respuesta