Dejadme que empiece por una historia en un día cualquiera….Un día Pablo hace un examen y deja 3 preguntas en blanco y la profesora le dice: “Pablo, no te has esforzado nada”. Tres días después, la profesora le da la nota del examen y, a pesar de haber sacado un 7, la profesora le dice que no está nada contenta con él.

¿Creéis que esto ayuda a Pablo a crecer y desarrollarse? ¿Cómo se lo habríais dicho vosotros a Pablo?

Cómo decirles las cosas a nuestros hijos

Fijaros, muchas veces cuando queremos dar feedback a alguien utilizamos frases como: “no te has esforzado nada”, “eres poco responsable”, “qué mala letra haces”, “qué desordenado eres” o “qué poco limpio está el cuaderno”. Estas frases que están inmersas en nuestra comunicación diaria hace que los niños no sepan qué tienen que hacer para cambiar.

Cómo dar un Feedforward adecuado a nuestro hijo

Pensar en lo siguiente:

  • ¿Qué significa esforzarse? ¿Cómo sabe la profesora qué no lo ha hecho? ¿Puede ser que Pablo haya empleado muchas horas en estudiar y luego le haya salido mal el examen?
  • ¿Qué significa ser responsable?
  • ¿Qué significa ser desordenado?

Pensad siempre, si yo le digo esto, ¿el niño sabe qué tiene que hacer exactamente para mejorarlo? Seguramente la respuesta es no. Si es NO, es que hay algo que no estamos haciendo bien. No le estamos explicando el comportamiento que no nos ha gustado y así no podrá mejorar.

¿Para qué les decimos a nuestros hijos lo que les decimos?

Este año he dado más de 1000 horas de formación a empresas y a líderes. Cuándo doy estas formaciones y trabajo el feedback les pregunto siempre:

¿Para qué le das un feedback negativo a un colaborador?

  • ¿Para qué se sienta culpable?
  • ¿Para quitarte la piedra de tu mochila?
  • ¿o porque quieres que el otro cambie y crezca?.

Con los niños pasa lo mismo, ¿para qué les decimos lo que les decimos? Si vuestra respuesta es para que recapacite, piense lo mal que lo ha hecho o para quitaros un peso de encima, mejor no lo deis. No ayuda al niño a crecer y seguramente le provoque falta de autoestima.

La clave es no quedarnos en el feedback (PASADO), que consiste en dar hechos de lo que ha ocurrido y contar lo que se hubiese esperado, sino avanzar al feedforward (FUTURO) que consiste en desarrollar acciones para que eso no vuelva a suceder y ayude a la persona a crecer y mejorar su autoestima.

Con el feedforward empoderamos a los niños y les hacemos responsables de su futuro.

Cómo dar un Feedforward adecuado a nuestro hijo

Dejadme que os ponga un ejemplo. Volviendo a nuestra profesora del principio, la estructura adecuada hubiese sido:

  • “Pablo has dejado tres preguntas en blanco en el examen y por eso has sacado un 7” HECHOS
  • “Lo ideal es que hubieras respondido a todas las preguntas y no hubieras dejado preguntas en blanco” COMPORTAMIENTOS ESPERADOS
  • “Para la próxima vez….
    • “Estudia los recuadros amarillos de la lección y repasa los ejercicios que hemos hecho en clase. Ambos puntos son los que entran en el examen” PLAN DE ACCIÓN CONSTRUCTIVO (además podría la profesora leer con él el examen y ver en qué puntos tiene dudas).
    • ¿Qué más crees que puedes hacer Pablo para no dejar las preguntas en blanco?” CO-RESPONSABILIDAD Y ACCIÓN.
    • Si hay algún ejercicio o recuadro que no entiendas, pregúntame. ¿Quieres que veamos tu examen para que veas que respuestas no son correctas y así mejorar de cara al siguiente examen? INVOLUCRACIÓN PROFESOR O PADRE/MADRE
  • “Si haces esto, seguro que la próxima vez te acercas a un 10”

Para qué les decimos a nuestros hijos lo que les decimos

Si además añadís frases de refuerzo positivo el niño incrementará su autoestima e irá con más seguridad a los exámenes.

Resumiendo:

  • No os quedéis en lo que el niño ha hecho “mal” iros a lo que puede hacer para mejorar.
  • Mirar siempre al futuro y no os quedéis en la crítica.
  • Un buen feedback debe tener más peso en lo positivo que en lo negativo y en lo “negativo” mirar siempre a futuro y a soluciones.
  • Celebra los éxitos con el niño y aprended de los fallos.

Si esto lo hacéis, el buen humor y la energía positiva reinará en vuestra casa y se potenciará la confianza y la toma de decisiones.

¡Adelante!

1 Comentario

  1. Teresa, ¡¡me encanta tu post!! Claro, constructivo y paso a paso… las conversaciones con nuestros hijos son claves para su crecimiento… ¡y el nuestro como padres!!
    Gracias por tu maravillosa aportación.

Dejar respuesta