Cada uno a su campamento

¡Hola queridísimas!

¿Cómo os va la vida? A mi genial, la verdad: ya he terminado los resúmenes de mis hijos, he estudiado de noche, he corregido los exámenes de todos mis alumnos, he dado las notas, he consolado a los que han suspendido, a sus padres, a las broncas, los llantos y a la cansina de la directora, que me tiene que no puedo más. ¿Cómo se puede decir tan poco con tantas palabras? Es de esas personas que habla para escucharse a si misma… y habla, y habla y habla y, al final, siempre dice que no tiene tiempo para nada porque tiene mucho trabajo…

Y yo me pregunto: ¿qué pasaría si hablara un poco menos y se centrara más en lo que tiene que hacer? … La respuesta es: a ella le cundiría más su tarea y las aspirinas durarían más en el botiquín del cole. ¡Nos tiene a todos y todas con un dolor de cabeza que es insoportable!

Cada uno a su campamento

Menos mal que se ha ido todo el verano a unos campamentos en Austria. Allí, aunque hable, como la mayoría no la entienden, seguro que se les hace más llevadero.

En fin, a lo que voy: ¡estoy más a gustito que en chándal!: tengo a mis hijos repartidos por distintos puntos de la geografía española (no es que sea mala madre… ¡es que tengo SEIS HIJOS!):

  • Blanca está en Londres aprendiendo inglés. Ella se cree que yo no sé que su chico también está en Londres y que por eso puso tanto empeño en ir. Y lo que ella no sabe es que la señora de la casa donde está hospedada es una tía abuela de su flamante novio y que como yo me entere de que baja la guardia y deja entrar al muchacho a horas que no debe, me cojo un vuelo a la city y le monto un 2 de mayo que no olvida en toda su vida (sin acritud y con todo el cariño del mundo).
  • Marta está en un campamento del colegio en Austria… sabiendo quien está como monitora en el mencionado campamento, sólo puedo tenerla pena – a mi hija, claro – y desearle una estancia en la que valore lo que tiene en casa.
  • Paulita y los MEO se han ido al pueblo de los abuelos. Primero van al pueblo de los abuelos paternos (TODOSSSSS) y luego al pueblo de mis padres. Yo no pienso ir ni los fines de semana. ¿Os imagináis cuatro abuelos todo el día juntos malcriando a 4 nietos? Eso es peor que una visita a Magaluf un sábado del mes de agosto… quita, quita…
  • Tony está muy agobiado con temas del trabajo: se pasa el día diciendo que la gente quiere hacer en 15 días de verano, antes de las vacaciones, lo que no han hecho durante todo el invierno.

 

¿Se podrá ser más feliz?

¿Y yo? Pues yo voy al cole por las mañanas, tengo clases de verano, planifico el año siguiente, hago programas, etc, etc … y a las 2 me voy a casa, me como una ensalada, cojo un libro y me voy a la piscina.

¿Se podrá ser más feliz? He decidido que este verano todos los días voy a dedicar un par de horas a investigar sobre mujeres que han hecho historia. ¡Se lo merecen!

En este momento estoy con la biografía de Hedy Lamar, la guapísima actriz de origen austriaco que triunfó en Hollywood y que, además, fue pintora, coleccionista de arte e inventora de un sistema de comunicaciones precursor del actual wifi.

Interesante, ¿verdad? Hay tantas mujeres que han hecho cosas importantes y que no conocemos… La semana que viene os lo cuento.

Os quiero. Un beso

Compartir
Artículo anteriorLa compasión como opción
Artículo siguienteVanessa Marzán. Presidenta de Mujer emprende latina
Durante años he sido Jefe de Desarrollo de Proyectos en Tesauro. Por mis manos pasaron muchos guiones de cine y televisión, nacionales e internacionales y ahí nació mi pasión por el cine y por la escritura de guión. Escribo porque es una necesidad: cualquier tema y cualquier excusa es buena para dejar volar la imaginación y plasmar historias en un papel. Hace un tiempo creé VÍMELO PRODUCCIONES, una productora y agencia de comunicación. Además, colaboro como guionista con BLUEBERRY STUDIOS y con LINCEO PRODUCCIONES. Soy optimista y espero arrancar de vez en cuando una sonrisa cuando leáis este blog. Sed felices.

No hay comentarios

Dejar respuesta