El frío ya está aquí. Como cada año, y a pesar de las sorpresas no siempre agradables que nos brinda el cambio climático, superada la primera quincena de octubre, tenemos –qué remedio­– que decir adiós al calor.

Belleza facial para un otoño enmascarado

Así ha ocurrido en este 2020 tan particular y en el que todo lo marca la crisis de la COVID19. El otoño real ha entrado, algunos días más tarde de la fecha que le anuncia en el calendario, y con él los agentes externos que marcarán nuestra rutina de belleza facial durante los próximos meses. Hablamos del frío, del viento seco de las ciudades, de la contaminación, de las calefacciones y, como no, de la mascarilla.

Higiene e hidratación natural contra el #Mascné

La mascarilla está determinando, no sólo los productos a consumir, sino también las rutinas de higiene y, en ciertos casos, los tratamientos dermatológicos y estéticos a los que es necesario someterse. El motivo es la acumulación de humedad producida por la sudoración, la respiración  y la proliferación  de bacterias en la zona protegida del exterior, es decir en los dos tercios inferiores del rostro. También hay que añadir que las personas con mayor sensibilidad o problemas de piel atópica pueden sufrir más por el roce constante de la tela de la mascarilla, ya sea quirúrgica o de tela.

Esta situación propicia la aparición de lo que ya se conoce como maskné o mascné. Vaya por delante la recomendación de acudir al dermatólogo sin el problema toma un cariz importante o si existen problemas previos de alergias dermatológicas.

Sí a la economía cosmética en este otoño enmascarado

Para el cuidado y la prevención diarios se aconseja extremar la higiene facial, tanto antes como después de ponerse la mascarilla y en los espacios abiertos, retirarla cuando nos encontremos solos durante unos instantes, de vez en cuando, para que la piel pueda “respirar. Se trata de evitar la obstrucción de los poros.

Desde Todocirugiayestética, la doctora María Teresa Achiques,  experta en belleza facial del rostro recomienda que el lavado de la cara se lleve a cabo con productos no abrasivos y propone espuma sin jabón o agua micelar. Después, lo mejor, como siempre una buena hidratación, pero con un producto que sea fluido, nada espeso, para no cargar el poro.

Si vamos a realizarnos un peeling, un tratamiento que nunca está de más, sobre todo después del verano, para regenerar y mejorar el aspecto, este otoño enmascarado deberemos fijarnos en el que posea los componentes dotados de una mayor efectividad contra el acné: los más ácidos, como los que contienen ácido glicólico, el ácido láctico o el ácido cítrico, es decir, los llamados Alfa Hidroxiácidos.

La mascarilla está determinando las rutinas de higiene este otoño 

Sí a la economía cosmética en este otoño enmascarado

Como pauta básica diaria, es importante la economía cosmética. Queremos decir con ello que menos es más al tener que llevar mascarilla. Por lo tanto, maquillaje, lo justo o, ponerse manos a la obra para buscar el producto que combine fotoprotector, maquillaje e hidratante. Este tres en uno bien puede presentarse como un serum con vitamina C.

Conviene recordar en este punto que no hay que confiar en que la mascarilla nos proteja de los rayos uva, por lo tanto, el fotoprotector es imprescindible. También, en estos días en los que pasamos más tiempo en casa, a causa del teletrabajo o por culpa de la limitación de desplazamientos, ponernos, siempre que sea posible, unos quince minutos al sol sin crema protectora para recibir nuestra dosis diaria de Vitamina D.

La Vitamina C, por su parte, es la base de los tratamientos de rejuvenecimiento facial más exitosos. Este must actúa en distintas direcciones, sólo o combinado con otras sustancias. Es un potente antioxidante y también tiene, en combinación con el retinol ,un efecto despigmentador. 

Higiene e hidratación natural contra el #Mascné

Ahora, como todos los otoños, cuando ya el sol nos da pocas oportunidades de relajarnos bajo sus rayos, es cuando debemos revisar con más premura las posibles manchas de la piel: lunares y pecas o el lentigo. El tratamiento estético de esta hiperpigmentación puede ser mediante láser o crioterapia, pero un primer estadio es de aplicación tópica.

Lo indicado en estos casos es un producto denominado bakuchiol, con origen vegetal y muy conveniente para las irritaciones de las que hablábamos anteriormente. Se combina con el clásico retinol para cubrir las acciones de regeneración de la dermis, antioxidante, despigmentadora y, por lo tanto, rejuvenecedora.

Técnicas globales, tratamientos personalizados para el rostro

Estos y otros productos se combinan en tratamientos estético faciales de última generación, que incorporan el peeling, el masaje facial y la hidratación en la misma aparatología, pero cuya aplicación se divide en una o varias sesiones  de treinta minutos según precise el tipo de piel.

Al Hydrafacial se le conoce como el tratamiento de los famosos, pues según cuentan en sus redes sociales, se han apuntado a sus resultados personajes populares como Kate Winslet, Beyoncé, Ethan Hawkes y Mathew McConaughey. A personalidades tan diversas parece haberles sentado bien la mezcla de limpieza+extracción de impurezas, hidratación+ reparación con antioxidantes y péptidos.

hydrafacial, el tratamiento de las celebrities

Bajo estas premisas se seleccionan los productos según estado de la dermis, edad, estilo de vida y necesidades particulares.

Se trata pues de una técnica global de belleza facial con aplicación personalizada, la misma fórmula del microneedling o micropunción, que trabaja mediante la penetración mini invasiva de novecientos microcanales de principios activos. Entre ellos, el ácido felúrico y el ácido hialurónico.

Este último sigue siendo nuestro producto favorito, por su versatilidad, por sus múltiples aplicaciones y sus excelentes y, sobre todo, naturales resultados cuando se inyecta en medicina estética.

Carmen de Blas es creadora y directora de Todocirugíayestética.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta