Llega el verano y, con él, las tan esperadas vacaciones. Normalmente, durante esta época estival las normas se relajan y permitimos a los demás (y a nosotros mismos) comportamientos que durante el invierno no hacemos.

Parece que la huida de la rutina, de los horarios de trabajo, de clases, etc hace que nos creamos que todo vale y que nada pasa y muchas veces nos precipitemos en nuestras decisiones.

Adolescencia y sexo

Nuestros adolescentes es posible que también tengan un horario mucho más abierto, que conozcan gente nueva… todos recordamos con cariño esas pandillas de verano que se hacen alrededor de una playa, donde se agrupan chicos y chicas de distintas edades, de distinta procedencia con los que une una única cosa: las ganas de pasárnoslo bien.

Amores de verano

Es común también que en las vacaciones surjan los “amores de verano”, el primer amor para muchos y, desde luego, el que no olvidarán nunca.

Para muchos de nuestros hijos e hijas, estas relaciones suponen el primer contacto con el amor físico, con el primer beso y, en algunas ocasiones, también con la primera relación sexual.

¿Cómo actuar frente a la primera relación sexual de tu hijo/a adolescente?

¿Qué hace decidir a nuestros adolescentes darse su primer beso? ¿Y sus primeras relaciones sexuales? ¿En base a que criterio están tomando este tipo de decisiones?

La decisión siempre va a partir de sus valores y de sus creencias, de ahí derivará la conducta ante estas situaciones.

La cuestión es, ¿tenemos claro que valores mueven a nuestros hijos?; es decir, que importancia le dan a estos actos, si valoran o no las consecuencias emocionales que les pueden causar después este tipo de decisiones, etc.

Creencias y valores de nuestros hijos

Por otro lado, ¿en base a qué tipo de creencias están  tomando la decisión?. ¿Por qué creen que si no lo hacen les llamaran pringados, infantiles o cobardes?

¿Somos conscientes los padres de la presión del grupo?

Sexo y adolescencia

Si queremos ayudar a nuestros hijos en este tema, no se trata de darles una charla sexual, sino de ayudarles a definir sus valores y creencias al respecto. Sólo así nos aseguraremos una conducta coherente y solo así ellos se sentirán bien con su conducta.

Enunciemos preguntas del tipo….

Con preguntas del tipo ¿Cómo es de importante para ti el primer beso? ¿Qué significado tiene? ¿Qué estás dispuesto a hacer para asegurarte que lo harás en base a eso y no en base a la presión?

¿Qué opinión tienes sobre las relaciones sexuales? ¿Qué edad consideras que es la adecuada? ¿Qué criterio elegirás para tomar esa decisión? ¿Cómo te asegurarás de que eres tú el que elige?

¿Qué precauciones tomarás cuando tengas relaciones? ¿cómo te asegurarás de cumplirlas? ¿Que consecuencias crees que puede haber para ti si no las cumples? ¿Cómo te cambiaria la vida esas consecuencias?

Compartiendo valores, compartiendo experiencias

También podemos inculcarles nuestros valores contándoles nuestra propia experiencia, ¿qué nos hizo elegir a la persona que elegimos? ¿Qué nos llevó a esperar a una edad determinada? ¿Qué consecuencias hubiera tenido hacerlo de otra forma? ¿Qué presión de grupo teníamos nosotros?

Lo más importante es no juzgar sus opiniones, solo escuchar, comprender y trasladarles las nuestras acompañándolas de los valores y creencias que queremos que compartan.

Si conseguimos que compartan nuestros valores y creencias, será fácil que compartan nuestra conducta.

¡Feliz verano!

Compartir
Artículo anteriorNo quiero hacer nada
Artículo siguienteUna fiesta en la playa
Coach internacional, conferenciante, formadora y experta en Programación Neuro-Lingüística, me ha especializado en los 3 pilares educativos: madres/padres, adolescentes y profesores. Empresaria desde los 20 años y apasionada de las personas, he desarrollado la gestión del conflicto, la mediación y la conciliación.Actualmente imparto formación a madres/padres, profesores y adolescentes, doy conferencias sobre Comunicación Afectiva y Efectiva. Realizo sesiones de coaching individuales y sesiones de coaching al sistema familiar.

No hay comentarios

Dejar respuesta