Hola  chicas!

Hoy os  voy a hablar del Aceite de Onagra. Se la conoce como “la planta de la mujer”.

Aceite de onagra conocida como la planta de la mujer

Es una planta medicinal que crece de forma silvestre. El verdadero oro de esta planta reside en su fruto, se extrae por primera presión en frío. Ideal para la buena salud de nuestro organismo.

La composición del aceite de onagra es muy rico en ácidos grasos poliinsaturados, pertenecientes al grupo de Omega 6.

Los múltiples de beneficios del aceite de onagra

Sus ácidos grasos son importantes percusores de diversos mediadores celulares imprescindibles para corregir la estabilidad de las membranas de las células del organismo, del sistema hormonal y nervioso.

Los múltiples de beneficios del aceite de onagra

  • El aceite de onagra es un remedio natural y sin efectos secundarios.
  • Este aceite vegetal es de asimilación rápida y fácil. Ayuda a reducir el apetito.
  • Ayuda a equilibrar la tensión arterial.
  • Nos ayuda con el tratamiento de la diabetes, potenciando los efectos positivos de los medicamentos para regular la glucosa.
  • Para nuestra piel, aumenta la hidratación y mejora su brillo, ideal para pieles secas.
  • Nos fortalece el pelo y las uñas.
  • Nos ayuda a mantener hidratadas las mucosas.
  • Un aliado de la salud hormonal de la mujer. Nos  ayuda a aliviar los trastornos de  la menopausia especialmente los sofocos , sudoraciones y inflamaciones.

Aceite de onagra conocida como la planta de la mujer

Muchos dolores en la etapa de la menopausia van asociados a procesos inflamatorios, como las migrañas, contracturas musculares, la artritis etc. A nivel natural el aceite de onagra nos ayuda con estos síntomas

A la hora de saber la dosis diaria que debemos de tomar de aceite de onagra, se considera una cantidad normal ingerir entre 500mg a 1500mg. Durante periodos de  1 a 6 meses, descansaremos 30 días. Pero estas cantidades pueden variar  según las condiciones de cada persona.  Antes de comenzar a tomarlo consultar a un profesional la cantidad diaria aconsejable para ti.

Hay que incorporarlo como un hábito de vida saludable y a disfrutar de su benignidad.

Compartir
Artículo anteriorEl amor en los tiempos de pandemia y el 2.0.
Artículo siguienteMónica Armada, candidata al consejo de administración de RTVE
Mi nombre Rosa López, nací en Asturias bajo el sol, un 23 de agosto de 1968, la quinta de cinco hermanos, madre de un hijo y con unos padres trabajadores incansables , buenas personas, sencillos, generosos de conocimientos y cariño. Con una educación llena de disciplina y respeto. Me crié en una tierra rodeada de verde, con buenos pastos, agricultura y ganadería. Rica en costumbres de buena cocina, llena de potajes, sopas, buenas carnes y pescados. Mi infancia ha sido al lado de una cocina de carbón, con una olla encima siempre hirviendo , desprendiendo aromas añorados. De ahí nació mi pasión por la cocina sana, fácil, rápida y sabrosa; gracias a mi mamá, que con tan poco hacía tanto, sin ayuda alguna, solo sus manos y sus ganas de salir hacia delante. Esas fueron sin saberlo mis primeras clases de algo que en el futuro me apasionaría. Formada en Belleza estética / Integral y Alimentación, realice mis estudios en Asturias y me formé por toda España. Con más de 30 años de experiencia, dediqué la mayor parte de mi vida a cuidar, mimar con esmero y dedicación la belleza y bienestar de las personas. Lo que nunca había imaginado es que con el paso de los años mi mayor recompensa sería el enriquecimiento interior de todas las personas que me llenaron de cariño y sabiduría, algo que en el futuro me iba a hacer tanto bien. Solo puedo decir Gracias de todo Corazón.

No hay comentarios

Dejar respuesta