A ver si llega San Valentín de verdad

Para: Marta                                                             Hora: 15:00h

ASUNTO: DÍA DE LOS ENAMORADOS

Holaaaaaa:

Gracias por tu mensaje. Anoche no te pude contestar porque en ese sitio tranquilo y acogedor. Ideal para parejas no hay wi-fi… ni calefacción, ni agua caliente ni nada de nada, excepto unas arañas del tamaño de una liebre. Estamos en una casa rural en medio de la nada, a 12 kilómetros del pueblo más cercano; un pueblo que tiene menos habitantes que en mi comunidad.

Llegamos anoche a las 9 y, siguiendo las instrucciones que le habían dado a Toni, fuimos al bar del pueblo a recoger las llaves. Nos las habían dejado en un sobre de Banco de Sabadell y habían escrito para el señor Toni a boli. La verdad es que aquello me mosqueó un poco pero no le quise dar mayor importancia. Todavía tenía yo muy presente el asunto del salto de cama y andaba un pelín mustia.

El señor Manolo, el del bar, fue muy amable y nos dio las llaves y una caña. Como ya era tarde y nos dijeron que no había ningún restaurante cerca, nos pedimos una botella de vino, una ración de oreja, unos callos y una bravas (con un par) y a las 11 nos fuimos los tres a buscar la casa: Toni, el ardor de estómago y servidora.

Nos costó encontrar la casa porque está en medio de ninguna parte. Acertamos a abrir la puerta y a encender la luz de milagro (el vino no era el mejor que hemos tomado y los chupitos ni te cuento). Lo que no hubo manera de hacer fue encender la calefacción. Esto teniendo en cuenta que estábamos a 2 grados bajo cero fue una cuestión bastante desagradable.

Ni que decir tiene que no he echado de menos el salto de cama. Yo he dormido con el chándal y los calcetines puestos. Ya sé lo que estás pensando: no, yo no he puesto el chándal en la maleta. Lo traía Toni.

Mujeres que rien en The Damass

¿Y sabes para qué lo traía? Para darme una sorpresa: ha alquilado dos bicis para ir a hacer una ruta por la sierra. Nos hemos levantado a las 7:30 de la mañana porque venían a buscarnos – si, era una ruta guiada – a las 9 y teníamos que desayunar. Entre el frío y la resaca que tenía me he levantado feliz.

Cuando hemos coronado la tercera cuesta con la bici y Toni me ha dicho: “mira cariño qué vistas tan bonitas”. Me he dado la vuelta por no echar el pulmón delante de todos y porque si llego a mirar con atención, lo mismo hubiera tirado a Toni por el barranco.

Ahora ya estamos de vuelta en el pueblo y, otra vez, en el bar de Manolo. Nos hemos pedido unas cañas y un bocadillo de calamares con ali-oli. Me da igual el ardor de estómago, el olor a ajo y las calorías de la cerveza. Tengo un hambre y unas agujetas que no te puedo explicar.

Hasta luego,

Rita

 

Para: Marta                                                             Hora: 20:00h

ASUNTO: DÍA DE LOS ENAMORADOS

Gracias por los ánimos, querida:

Me acabo de despertar de la siesta. Seguimos sin encontrar el interruptor de la caldera para encender la calefacción. El teléfono de los dueños de la casa está apagado o fuera de cobertura y el señor Manolo dice que no seamos exagerados porque no hace frío. Según él, sólo hace fresco: 3 bajo cero.

Toni insiste en que vayamos a cenar a un pueblo que hay a 35 kilómetros (qué huevos, con la nochecita que hace). Le he dicho que si pero le he advertido que ni por una cena, ni por la ruta en bici ni por ganarme la indulgencia plenaria me ducho yo con agua fría. Me pienso quitar el pantalón de chándal y me voy a poner el de pana, así huela a campamento adolescente.

Hasta mañana.

Rita

P.D. Mi suegra ha puesto un mensaje a Toni para decirle que mi madre es insoportable y que no sabe bañar a los bebés. En este momento, me apetece decirle a mi suegra todo lo que ella podía haber enseñado a su hijo. Lo primero: a buscar hoteles románticos. Tengo una mala leche…

THEDAMASS-LOGO-140X48

 

 

Compartir
Artículo anteriorLlega San Valentín. Qué ganas
Artículo siguienteMenos mal que llegó San Valentín y pasó
Durante años he sido Jefe de Desarrollo de Proyectos en Tesauro. Por mis manos pasaron muchos guiones de cine y televisión, nacionales e internacionales y ahí nació mi pasión por el cine y por la escritura de guión. Escribo porque es una necesidad: cualquier tema y cualquier excusa es buena para dejar volar la imaginación y plasmar historias en un papel. Hace un tiempo creé VÍMELO PRODUCCIONES, una productora y agencia de comunicación. Además, colaboro como guionista con BLUEBERRY STUDIOS y con LINCEO PRODUCCIONES. Soy optimista y espero arrancar de vez en cuando una sonrisa cuando leáis este blog. Sed felices.

2 Comentarios

Dejar respuesta