¡Hola!

Seguro que no me equivoco si digo que muchas de vosotras habéis llamado la atención a vuestros hijos e hijas por pasar demasiado tiempo conectados al móvil y por el sonido constante que se produce en sus teléfonos cuando reciben un mensaje de whatsapp.

Hoy os quiero hablar de esta situación, la de los mensajes de whatsapp pero desde otro punto de vista: el de la dependencia que tenemos muchos padres y madres de estos grupos, especialmente de los grupos de whatsapp de padre y madres del colegio.

Las madres son mayoritarias en los grupos de Whatsapp del cole

Las madres siguen siendo mayoritarias en este tipo de grupos que vienen a sustituir las conversaciones que se mantenían en la puerta de los centros educativos hace unos años. Hasta ahí todo normal y sano: es bueno compartir información y relacionarse con los padres de los amigos de nuestros hijos.

Cuidado con la privacidad en los grupos de Whatsapp

El problema surge cuando esta presencia y este contacto excede los límites de la privacidad y del buen uso que el sentido común dicta. Si el grupo de padres y madres del cole nos persigue día y noche, a horas intempestivas o con preguntas o información irrelevante, la situación pasa de ser un contacto agradable a una situación muy desagradable que todos tratamos de evitar.

Dos policías, Pere Cervantes y Oliver Tauste, han publicado un libro “Tranki Pap@s: Cómo evitar que tus hijos corran riesgos en internet” y en él nos dan algunos consejos para el buen uso de esta aplicación:

7 consejos para padres con grupos de whastapp del colegio

  • El administrador ha de dejar claro la intención y el objetivo del grupo y debe avisar de que las personas que no respeten este objetivo serán expulsadas del mismo.
  • Los comentarios sobre política, chistes y videos pueden molestar. Limítate a compartir información sobre objeto del grupo.
  • No se debe compartir información sobre otros alumnos ni quejarse del comportamiento de compañeros o amigos de tus hijos.
  • Ojo con las fotos que compartes de menores. Aunque sean de tu hijo, si hay otros menores que están junto a él puede hacer que sus padres se molesten.
  • No hace falta que cada vez que recibas un mensaje pongas un emoticono para confirmar que lo tienes. Si el grupo es numeroso, una persona que se descuide y tarde un rato en leer mensajes se puede encontrar con cientos de ellos sin leer en los que sólo hay un OK.
  • Tus fotos personales y familiares, ofertas comerciales, etc no suelen ser objeto de un chat de padres y madres de escolares.
  • Un grupo de whatsapp no sustituye la responsabilidad que nuestros hijos tienen de saber qué deberes deben hacer o cuáles son las tareas que les han encomendado. Si tú te encargas de preguntar por whatsapp a otros padres lo que tus hijos tienen que hacer, les estarás haciendo un flaco favor en lo que se refiere a su responsabilidad.

Espero que estos consejos os resulten de utilidad y mi consejo es que en la medida de lo posible habléis con otros padres, cara a cara. Un teléfono no debe sustituir nunca el contacto personal.

 

Compartir
Artículo anteriorHoy no .... me duele la cabeza
Artículo siguienteImperfecciones. Un color de corrector para cada una de ellas
Coach internacional, conferenciante, formadora y experta en Programación Neuro-Lingüística, me ha especializado en los 3 pilares educativos: madres/padres, adolescentes y profesores. Empresaria desde los 20 años y apasionada de las personas, he desarrollado la gestión del conflicto, la mediación y la conciliación.Actualmente imparto formación a madres/padres, profesores y adolescentes, doy conferencias sobre Comunicación Afectiva y Efectiva. Realizo sesiones de coaching individuales y sesiones de coaching al sistema familiar.

No hay comentarios

Dejar respuesta